Enter504

Nuestro papel es informarte

Efectivos de los equipos de rescate buscaban víctimas entre los escombros de un edificio destruido en un bombardeo en Saná el pasado miércoles. EFE/EPA/YAHYA ARHAB

Suben a 42 los muertos en un bombardeo contra un bastión rebelde en Yemen

Saná– Al menos 42 personas fallecieron y 132 están heridas por un bombardeo atribuido a la coalición militar liderada por Arabia Saudí contra un centro de detención ubicado en Saada, bastión de los rebeldes hutíes en el norte del Yemen, informaron fuentes de la Dirección provincial de Salud.

Los cuerpos de las víctimas han sido contados en las morgues de tres hospitales de la ciudad de Saada, capital de la provincia homónima, mientras que las operaciones de rescate y búsqueda prosiguen en el lugar del ataque que tuvo lugar en la noche del jueves.

El blanco del bombardeo fue un edificio de dos plantas ubicado en la urbe que servía como centro de detención de acusados a la espera de juicio, muchos de ellos migrantes africanos que llegan al Yemen y tratan de acceder ilegalmente a Arabia Saudí, país fronterizo con Saada.

Residentes de la urbe dijeron anteriormente a Efe que aviones de la coalición árabe efectuaron tres bombardeos consecutivos, pero la alianza capitaneada por Riad no ha confirmado esta acción militar, aunque sí otras lanzadas esa contra la ciudad de Al Hudeida, en el suroeste del Yemen.

Por su parte, el ministro de Salud del Gobierno de los hutíes, Taha al Mutawakil, dijo al canal de televisión Al Masira que los cuerpos recuperados hasta el momentos son 65 y que los heridos ascienden a 138.

Asimismo, hizo un llamamiento a través de la emisora afiliada al movimiento insurgente para que las organizaciones internacionales y ONG envíen suministros médicos, equipos y aviones medicalizados para atender y evacuar a los heridos.

Al Mutawakil destacó que el sistema de salud yemení no puede hacer frente a esta «emergencia», sobre todo en Saada, señalando que los hospitales carecen de combustible para hacer funcionar todos los generadores eléctricos en estos momentos.

La provincia de Saada se encuentra en el extremo noroccidental del Yemen y es uno de los principales bastiones de los rebeldes chiíes; su infraestructura se ha visto gravemente dañada en los pasados casi siete años de conflicto, en los que los suministros han escaseado en los territorios controlados por los hutíes.

La coalición árabe que interviene en el Yemen desde marzo de 2015, además de efectuar campañas de bombardeos, impone un bloqueo contra el país, controlando los bienes que entran por mar, tierra y aire, alegando que los hutíes reciben armas de su aliado, Irán.

 

 

 

 

CON INFORMACIÓN EFE