Enter504

Nuestro papel es informarte

Stephan: El emprendimiento de dos artífices hermanas

San Pedro Sula- Las piezas de la joyería artesanal tienen un valor propio difícilmente igualable, ya que están hechas a mano. Algo que, evidentemente, añade originalidad y valor a cada uno de sus productos, es así que de las manos de dos talentosas jóvenes patepluma nacen hermosas piezas de joyería, las cuales son elaboradas con mucho esmero, pero sobre todo amor y es así nace el emprendimiento «Stephan»

Diana Sofía Perdomo Mejía y María Stephan Perdomo Mejía hablaron con Enter504 mencionando que son dos hermanas originarias de San José de Colinas, Santa Bárbara y en el año 2020 decidieron emprender en San Pedro Sula, ciudad en la que actualmente radican, un negocio de joyas importadas y bisutería artesanal.

Cada joya cuenta una historia

Stephan es una tienda en línea de María y Diana, donde venden accesorios de bisutería elaborados a mano, y además, también ofrecen una variedad de joyas importadas. «Stephan es el nombre que se eligió para proporcionar más identidad, ya que es mi segundo nombre», indicó una de las hermanas.

María Stephan relató que su nombre lo eligió su padre porque él se llama Esteban, y Esteban en inglés es Stephen, pero quiso ponerle mejor Stephan. «Siempre ha dicho que ese nombre le suena elegante y bonito» indicó.

La idea de este emprendimiento nace en la pandemia del 2020, cuando María, la mayor de las hermanas, tuvo que interrumpir su práctica profesional de la UNAH, en la cual estudiaba Ingeniería industrial, por lo que dedicó el tiempo libre a aprender el arte de la bisutería, mientras Diana estudia marketing en CEUTEC.

La primera motivación de las hermanas Perdomo para emprender en la bisutería fue el gusto en común por los accesorios; En segundo lugar, el deseo de aportar al hogar en un momento de muchas dificultades y por último ayudar a las personas a lucir algo que les guste y haga sentir bien.

Las hermanas María y Diana conforman un equipo muy entusiasta y eficaz, se distribuyen las labores de la tienda: mientras Diana se encarga de las redes sociales, María se encarga de la administración y el trato con los proveedores. Asimismo, ambas elaboran la bisutería, y con ayuda de su padre trabajan la parte contable de la empresa.

Aunque actualmente Stephan no tiene una tienda física, las chicas exhiben los productos en “Pop ups”, bazares o plazas de San Pedro Sula, donde se organizan con otros emprendedores para exhibir sus productos una a dos veces por mes.

El mayor reto de las hermanas emprendedoras ha sido perder el miedo y la pena para mostrarse al público como una nueva marca, también el hecho de organizar su tiempo entre ser estudiantes, tener un trabajo, y, a la vez, luchar por sacar adelante su emprendimiento, que no ha sido una tarea fácil.

Por otro lado, María manifestó que define su negocio como un emprendimiento familiar en el que personas talentosas y apasionadas han decidido salir de su zona de confort para crear algo nuevo en un mercado muy competitivo.

Finalmente, las hermanas Perdomo expresaron estar muy satisfechas con su trabajo y compartieron con Enter504 su sueño como emprendedoras: “Como cualquier emprendedor, nuestro sueño es tener nuestro local en físico, poder posicionar nuestra marca en el mercado internacional y poder generar muchos empleos”.

Las hermanas Perdomo invitan a todos los hondureños a conocer su producto mediante las redes sociales: