Enter504

Nuestro papel es informarte

Solo con los gatos hacen fiesta

A mediados de marzo de 2021 se cumple un año de puras lágrimas y zozobra. El Covid-19 llegó para quedarse y no hay vuelta atrás. En Honduras ya cobró más de 2,800 vidas entre más de 105 mil contagiados, a la fecha.

Mientras en Guatemala el pueblo hace lo suyo para recuperar la dignidad que les ha sido arrebatada por la corrupción de la última década, aquí estamos más que dormidos. Lo peor es que parece que ya nos acostumbramos a que los mismos de siempre hagan con nosotros lo que se les pegue la gana.

Nos prometieron siete hospitales móviles para atender a nuestros enfermos, pero lo que hicieron fue pagar «de buena fe» 47 millones de dólares por «cascarones móviles» y sin ningún tipo de garantías. Un claro monumento a la corrupción. A lo mejor el acto más repudiable en la historia de Honduras por las graves circunstancias que le rodean.

Increíble que hoy «Marco» esté defendiéndose en libertad. Solo gatos han atrapado. Hoy, por ejemplo, detuvieron a dos empleados de Copeco por hacer fiesta a través de la venta de los equipos de bioseguridad del Estado, trascendió en las informaciones.

Puros gatos mugrosos. Claro que había que atraparlos, pero nadie les cree las buenas intenciones al hacerlo. Mientras, los que verdaderamente dirigieron la orquesta siguen libres. Frescos como lechugas. Seguramente muertos de risa por la forma en que imparten justicia en Honduras.

Falta esperar lo que va a pasar con las compras de las vacunas contra el Covid-19 el próximo año. A ver qué movidón hacen para seguir satisfaciendo su ambición y sucia forma de obtener dinero.

¿Hasta cuándo seguiremos aguantando? ¿Hasta cuándo nos van a seguir robando?… ¡HONDURAS, DESPERTEMOS!