Enter504

Nuestro papel es informarte

Estudiantes abandonan aulas en Ciudad Universitaria, este viernes después de activarse la alerta sísmica en la Ciudad de México. EFE/Sáshenka Gutiérrez

Sismo de magnitud 4,8 activa la alerta sísmica en el sur y centro de México

Ciudad de México, (EFE).- Un sismo de magnitud 4,8 con epicentro en el sureño estado de Guerrero, cerca de Acapulco, activó este viernes la alerta sísmica en varios estados del país, percibiéndose muy levemente en la capital, según informó el Servicio Sismológico Nacional (SSN).

«Sismo magnitud 4,8. Localizado a 6 kilómetros al suroreste de Acapulco, Guerrero», informó el organismo en Twitter.

Por su parte, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum apuntó en la misma red social: «Sismo. Iniciamos protocolo por alarma sísmica. Hasta el momento sin percepción en la ciudad. Seguimos informando». El sismo se produjo a las 13.53 hora local (19.53 GMT) y activó la alerta sísmica de la capital y buena parte del país, lo que llevó a miles de personas a evacuar temporalmente los edificios.

De acuerdo a la información más reciente de Protección Civil, «después del monitoreo realizado con las entidades federativas, no se reportan daños y el saldo es blanco». «Se percibe sismo en Guerrero, activamos los protocolos de atención y establecimos comunicación con las autoridades municipales para descartar afectaciones. (…) Reporte de incidencias al 911», indicó en Twitter Protección Civil de Guerrero.

Protección civil añadió que el sismo se percibió «fuerte» en Acapulco y parte del de la costa del suroriental estado de Guerrero y «de forma moderada» en el centro del estado. Además, se percibió «de manera ligera» en los estados de Oaxaca y Puebla.

En Oaxaca, el gobernador, Alejandro Murat, explicó en un breve mensaje que se «activaron los protocolos» ante el sismo registrado, con tal de «evaluar» que no haya daños. Apenas el pasado 3 de marzo, un sismo de magnitud 6,2, con epicentro en el oriental estado de Veracruz, sacudió el este y centro del país, sin dejar víctimas ni daños materiales.

Uno de los sismos más recientes fue el del pasado 7 de septiembre, que fue de magnitud 7,1 y con un epicentro muy cercano al balneario de Acapulco, en Guerrero, donde causó daños materiales. Mientras que a mediados de 2020, en plena pandemia de coronavirus, un sismo de magnitud 7,4 dejó una decena de muertos y una veintena de heridos en el sureño estado de Oaxaca.

En 2017, fallecieron 471 personas en México a causa de tres sismos, los días 7, 19 y 23 de septiembre, en la mayor tragedia natural en México desde el terremoto de 1985, que dejó miles de muertos en la capital del país. El terremoto de magnitud 8,2 con epicentro en Chiapas del 7 de septiembre dejó 98 víctimas mortales; 78 de ellas en Oaxaca, 16 en Chiapas y cuatro en Tabasco.

El del 19 de septiembre, de magnitud 7,1 y con epicentro entre Puebla y Morelos (centro), dejó 369 muertos, 228 de ellos en Ciudad de México. Otras cuatro personas perdieron la vida el 23 de septiembre, cuando un sismo de 6,1 en el sur de México disparó la alerta sísmica en la capital. EFE

CON INFORMACIÓN DE EFE