Enter504

Nuestro papel es informarte

Los delanteros del Real Madrid, Karim Benzema (i) y Mariano Diaz, participan en un entrenamiento en las instalaciones de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA), en Los Ángeles (EE.UU.). EFE/Javier Rojas

Real Madrid pisa el acelerador ante el clásico veraniego contra Barcelona

Los Ángeles (EE.UU.), (EFE).- Con el clásico de pretemporada en Las Vegas (EE.UU.) contra Barcelona ya en el punto de mira, Real Madrid subió este jueves la intensidad de su preparación con una doble sesión de entrenamiento en la universidad UCLA de Los Ángeles (EE.UU.).

El amistoso contra los azulgrana del sábado 23 de julio en el Allegiant Stadium de la ciudad del juego es el encuentro más suculento de esta gira estadounidense del club blanco.

Tras llegar a Los Ángeles el martes y después de una primera toma de contacto con los campos de UCLA el miércoles, el técnico Carlo Ancelotti programó este jueves una doble sesión de entrenamiento (mañana y tarde) en la que no paró de dar instrucciones y exigir intensidad a sus jugadores.

A diferencia del miércoles, en el que el entrenamiento se dividió a partes iguales entre una parte física y otra más táctica, Ancelotti dio este jueves paso al balón prácticamente desde el minuto uno de la sesión matinal. Primero con rondas y luego con ejercicios a campo completo, el Madrid trabajó la salida desde atrás, la presión y también la creación en ataque.

Karim Benzema, que el miércoles se entrenó por primera vez en esta pretemporada tras haber disfrutado de unos días extra de descanso, volvió a ejercitarse -como ya hizo en la jornada anterior- al mismo nivel que sus compañeros.

Bajo el sol angelino también se pudo ver este jueves a los dos fichajes de los madridistas para esta temporada, Antonio Rüdiger y Aurélien Tchouaméni, ya totalmente integrados en la dinámica del conjunto. El Madrid entrenará esta tarde en UCLA de nuevo, volverá al trabajo el viernes por la mañana y no viajará a Las Vegas hasta el sábado, el mismo día del partido contra Barcelona.

Con el hotel The Beverly Hills como cuartel general y las instalaciones deportivas de UCLA como campo de entrenamiento (la distancia entre ambas es de unos cinco kilómetros), Real Madrid, como pasó el día anterior, fue recibido esta mañana en el entrenamiento por numerosos seguidores.

Unos 200 fans de los merengues acudieron a UCLA para ver a sus ídolos y también al presidente del Madrid, Florentino Pérez, que pasó revista a la plantilla.

GANAS DE CLÁSICO

A solo dos días de su partido contra Barcelona, que el martes goleó al Inter Miami 0-6 y que este jueves aterriza en Las Vegas (EE.UU)., los jugadores del Madrid insistieron en que, pese a ser un amistoso, un clásico siempre es un clásico.

«Es un bonito partido siempre contra el Barça. Vamos con muchas ganas para coger, ritmo, coger sensaciones», señaló Lucas Vázquez a los medios. Por su parte, Dani Carvajal afirmó, en declaraciones a la web oficial del club blanco, que su equipo no tiene que «cansarse de ganar».

«Lo más importante es no parar. Siempre, el seguir queriendo ganar, ampliar la historia de este club, es lo más importante. No hay que cansarse de ganar, que es lo que exige esta camiseta», dijo.

Además del partido contra Barcelona, el Madrid jugará el martes 26 en el Oracle Park de San Francisco ante el Club América y el sábado 30 de julio frente al Juventus en el Rose Bowl de Los Ángeles.

Estos tres amistosos servirán de preparación de cara al primer título de la temporada, la Supercopa de Europa que disputará el Real Madrid el próximo 10 de agosto en Helsinki contra el Eintracht de Fráncfort. EFE

CON INFORMACIÓN DE EFE