Enter504

Nuestro papel es informarte

Organismos internacionales y Gobiernos son conscientes de que la demanda global de vacunas contra la covid-19 superará con creces la oferta, por lo que el afán mundial es asegurar el acceso de forma rápida. EFE/Archivo

Pueblo desprotegido por dejadez, la realidad sobre las vacunas en Honduras

Redacción.- Ya empezaron los cuestionamientos de parte de los hondureños al ver que los países vecinos como Costa Rica, Panamá y México empezaron a recibir las vacunas contra la COVID-19 y muchos se hacen la pregunta del millón y las vacunas para Honduras, ¿para cuándo?

Es importante destacar que el Gobierno de Honduras no ha comprado o firmado con alguna farmacéutica para adquirir la vacuna contra la COVID-19, la única compra o una carta de intención que hay, es por parte del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), para la adquisición de un millón 400 mil dosis de la «vacuna ZD 1222» desarrollada por la empresa AstraZeneca contra la COVID-19.

Dicho convenio fue firmado por el presidente Juan Orlando Hernández, el titular del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Juan Carlos Sikaffy; y el director ejecutivo del Instituto Hondureño del Seguro Social (IHSS), Richard Zablah.

Es importante destacar que la vacuna beneficiará solamente a los afiliados del Seguro Social, según la nota de prensa enviada por el mismo Gobierno. En el mismo comunicado el presidente hondureño recordó que el 7 de julio envió una carta a la Alianza Mundial para la Vacunación (Gavi), para garantizar en un primer paso que el 20 por ciento de la población reciba la vacuna.

Caso contrario, Honduras depende del mecanismo COVAX.

COVAX, es coordinado por la OMS para dar acceso con equidad a las vacunas, se han adherido unos 180 países con el fin de tener garantizadas dosis iniciales para cubrir al menos el 3% de la población en las primeras fases, llegando finalmente al 20%, lo suficiente para proteger a las personas en mayor riesgo.

«COVAX desempeñará un papel clave para garantizar el acceso a estos países de ingresos bajos y medianos», explicó a EFE, Anthony D. So, investigador de la Universidad Johns Hopkins al agregar que el Fondo de ese mecanismo ha reclutado países que comprenden el 90% de la población mundial, con «las excepciones notables de Estados Unidos y Rusia».

Dentro de COVAX, Latinoamérica y el Caribe registra cerca de 30 países o territorios con capacidad para comprar las vacunas y 10 elegibles para recibirlas como donación: Bolivia, Dominica, El Salvador, Granada, Guyana, Haití, Honduras, Nicaragua, Santa Lucía y San Vicente y las Granadinas.

Hasta el momento, COVAX, que planea empezar a distribuir vacunas en el primer trimestre de 2021, tiene acuerdos con AstraZeneca/Oxford, Novavax, Janssen y la de Sanofi/GSK (en fase 1/2 de estudios clínicos), pero aún no se concreta con las de Pfizer y Moderna.

Y las vacunas que demanda Honduras contra la COVID-19 serán adquiridas en bloque con las otras naciones de América Latina a través del fondo rotatorio de la Organización Panamericana para la Salud (OPS), pero hasta el momento no hay nada.

Pero la pregunta es ¿Honduras, cuándo recibirá la vacuna?

Según la agencia de noticias EFE, Honduras es un país prioritario de COVAX y compró 1.4 millones de dosis de AstraZeneca, (IHSS) cuyo primer lote puede llegar en abril. Solo esa información hay hasta el momento sobre las vacunas y cuando posiblemente vengan a Honduras.

Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad (IHSS) en declaraciones a Enter504, sobre la situación de la vacuna en Honduras expresó que la compra de un millón 400 mil dosis de la «vacuna ZD 1222» para los 700 mil derechohabientes es aparte.

«El Gobierno va a recibir el 20% de las vacunas para la población hondureña, es decir aproximadamente 2 millones de vacunas distribuidas en un lote que va a hacer entre el primer semestre que serían unas 300 mil, el segundo semestre otras 300 mil y el año 2022, el resto. Para finales del año 2021 el Gobierno ha dejado presupuestado una nueva compra a AstraZeneca, que rondará por los 2 millones de dosis para el año 2022. Es decir que para el año 2021 y el 2022, no se alcanzará vacunar al 100% de la población hondureña, esa es la realidad», indicó Umaña.

HUBO OPORTUNIDAD ¿Pero?

Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad (IHSS) a través de la red social Twitter público un vídeo donde expresa que Honduras tuvo la oportunidad de tener acceso a negociar con la farmacéutica Pfizer, pero desafortunadamente esgrimiendo el argumento de la ultra refrigeración y que la vacuna es muy cara, no se negoció con Pfizer.

«Hoy por hoy se ve que la ultra refrigeración no es del todo cierta que Costa Rica y Panamá lograron vencer y todavía nosotros teníamos muchos más meses para vencer este problema de la ultra refrigeración, ya que la vacuna a diversos lugares puede ser traslada con hielo seco y manipulable. Es más Honduras tiene un muy buen programa ampliado de inmunizaciones, pero ¿Qué paso?, simple y sencillamente no contábamos los recursos porque estos fueron dilapidados en otras compras, como por ejemplo: los hospitales móviles que se invirtieron 48 millones de dólares en ellos y hoy por hoy no funcionan», expresaba el galeno.

Además el médico explicó «que esto pasa cuando se invierte en malos recursos, cuando no hay una asesoría por parte de las personas que deben asesorarse para hacer las cosas mejores, hoy por hoy Honduras a expensas de la mendicidad internacional, en algún momento seremos vacunados talvez, talvez, a finales del primer semestre y con una vacuna que solo protege al 70% de la población que será inoculada», relató.

Esta es la realidad del sistema de la salud en lo que se refiere a las vacunas. A los hondureños lo único que nos queda es protegernos, seguir las medidas de bioseguridad, evitar las reuniones grupales, salir solamente cuando sea necesario, porque hay un grave riesgo de infectarse de COVID-19.

CON INFORMACIÓN DE REDACCIÓN Y EFE