Enter504

Nuestro papel es informarte

Precio de la canasta básica ha incrementado al menos L 300 este año

Honduras- El presidente de la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica de Honduras (Adecabah), Adalid Irías, alertó sobre un incremento de al menos 300 lempiras al precio de la canasta básica durante el 2022, a pesar de la nivelación de precios en algunos productos de la temporada navideña a principios de año.

“En dos meses el costo de vida ha sido golpeado con aproximadamente 300 lempiras. Ya llevamos 50 productos alimenticios y si no se toman medidas, la otra semana se van a sumar 10 más y así vamos a ir hasta que haya incrementado el 100% de la canasta básica, que ya anda arriba de los 10,800 o 10,900 lempiras”, dijo.

Al respecto, detalló que solo este fin de semana subieron de precio 33 productos; siete en el zonal Belén, cinco en la Feria del Agricultor, 11 en el Megasupro y 10 en la ahorro Feria El Lempirita, entre ellos el aceite de cocina con más de 90 lempiras el bidón, al igual que el quintal de maíz, y el frijol que pasó de entre 55 y 60 lempiras, a 90 la medida.

Según indicó Irías, dicha alza está íntimamente relacionada con las variaciones del crudo en el mercado internacional producto del conflicto entre Rusia y Ucrania, pero también con el promedio de la fórmula de los carburantes cada 21 días.

“Los carburantes siempre tienen un impacto en el precio de los productos de la canasta básica, bienes y servicios y el incremento que ha tenido el crudo en el contexto del conflicto de Rusia con Ucrania lamentablemente nos está pasando la factura, aunque hay que reconocer que en las últimas dos semanas el West de Texas se ha relajado y el precio del barril pasó de 115 dólares a 105, lo que se traduce en cierto alivio para los consumidores”, dijo.

Para hoy lunes 21 de marzo, el galón de gasolina superior experimentó un aumento de 2.17 lempiras, 1.83 la regular, 2.84 el diésel y 0.73 el LPG vehicular. Estos precios se mantendrán durante una semana.

El defensor de los consumidores recordó que si bien es cierto estos precios son históricos, a diferencia de los anteriores son mínimos y su impacto en el bolsillo de los hondureños ha sido aminorado con los subsidios otorgados por el gobierno, sin embargo urgen mayores medidas, entre ellas una campaña de ahorro para reducir la factura petrolera, un plan de estabilización de precios de la canasta básica y la entrada en vigencia del nuevo salario mínimo, lo antes posible, pues entre más se postergue, más reticente será la empresa privada para cumplirlo, tal como ocurrió en el 2021 donde el ajuste real fue de apenas 4.5% ya que no se aplicó de manera retroactiva, afectando gravemente los intereses del obrero promedio.

CON INFORMACION DE PRESENCIA UNIVERSITARIA