Enter504

Nuestro papel es informarte

El presidente de El Salvador, Nayib Bukele (i). EFE/ Rodrigo Sura/Archivo

Piden que se investigue a Bukele por «encubrir» masacre salvadoreña de 1981

San Salvador, (EFE).– Un conglomerado de organizaciones humanitarias pidió este viernes a la Fiscalía de El Salvador que investigue al presidente Nayib Bukele y a jefes del Ejército por supuestamente «encubrir» la masacre de unos 1.000 civiles en 1981 al bloquear una diligencia judicial y violar una medida cautelar sobre los archivos militares relacionados con el crimen.

«Creemos que el presidente está cometiendo el delito de encubrimiento a los responsables de la masacre de El Mozote y ocultación de documentos», dijo a la prensa David Morales, de la organización Cristosal y abogado de las víctimas en el proceso penal por la matanza.

Afirmó que el bloqueo a la inspección de archivos «es una clara posición política de proteger criminales de guerra» y «sin importar que cometieron delitos, lo cual han admitido públicamente».

«Demandamos que el señor fiscal general de la República (Raúl Melara) actué, investigue, también reciba la certificación que le enviará el tribunal y al establecerse la responsabilidad proceda a los procedimientos de antejuicio (desafuero) que haya lugar», subrayó.

Añadió que otros delitos que se pudieron cometer con el bloqueo de las inspecciones a los archivos militares el pasado 21 de septiembre, ordenadas por el juez instructor Jorge Guzmán, son los de actos arbitrarios, incumplimiento de deberes y desobediencia.

Los otros señalados son el ministro de la Defensa, el contraalmirante Francis Merino Monroy, y el coronel Carlos Vanegas, de la oficina jurídica del Estado Mayor de la Fuerza Armada.

De acuerdo con Morales, el mandatario admitió el pasado 24 de septiembre, durante una cadena nacional de radio y televisión, que fue decisión suya que no se permitiera la inspección judicial. «Me parece que hay prueba de que se han cometido estos delitos, se ha agraviado a las víctimas», apuntó el también exprocurador de Derechos Humanos.

Morales añadió que los señalamientos del presidente de que con la búsqueda de archivos de El Mozote se pretendía también tener acceso a planes militares secretos para su divulgación son falsos.

«La mayoría de las afirmaciones del presidente en la cadena nacional sobre el caso de El Mozote y los archivos son falsas. No existía posibilidad de que se pudieran inspeccionar archivos recientes», dado que estos «están ordenados por año, por tema, por serie y existen instrumentos de control de archivo, que es una especie de índice», agregó.

Bukele aseguró en la referida cadena que «la mayoría de archivos, como ustedes esperarán y cualquier salvadoreño se imaginará, fueron destruidos en estos cuarenta años».

Además presentó cinco cajas pequeñas con etiquetas de años recientes con documentos supuestamente relacionados con la matanza, los que aseguró serán entregados a la Fiscalía y al juez del proceso de El Mozote, sin que hasta la fecha se conozca si ya fueron entregados.

Entre el 10 y 13 de diciembre de 1981, unidades elites del Ejército ejecutaron al menos a 988 personas, la mayoría niños, en una operación militar de tierra arrasada. Por esta matanza son procesados más de una docena de mandos militares retirados por crímenes de guerra y de lesa humanidad, los primeros de este tipo imputados en el país tras la guerra civil. EFE

 CON INFORMACIÓN DE EFE