Enter504

Nuestro papel es informarte

Ordenan dos nuevos sacerdotes para la diócesis de San Pedro Sula

San Pedro Sula.- En una eucaristía atípica celebrada en la Catedral San Pedro Apóstol sin la participación masiva del pueblo de Dios, por las actuales circunstancias de la pandemia del Covid-19, monseñor Ángel Garachana ordenó a los diáconos Manuel de Jesús Benegas y Ángel Gabriel López como nuevos sacerdotes de la diócesis de San Pedro Sula. 

El padre Ángel expresó “sentir gratitud y gozo por el don del sacerdocio que Dios la ha conferido por medio de su obispo Ángel Garachana”. A su vez, comentó que continuará con esmero en la promoción vocacional, en la diócesis, como responsable de la pastoral vocacional diocesana. De igual manera, continuará cooperando con la formación de los seminaristas del seminario menor Santiago Apóstol. 

Parafraseando el salmo 33,el padre Ángel, invita a los jóvenes a no tener miedo a “hacer la prueba para ver qué bueno es el Señor” y, así, sumergirse en la experiencia de Dios que no viene a quitarnos nada sino a dárnoslo todo. 

El padre Ángel celebró su primera misa, en el seminario menor, el pasado jueves con los seminaristas menores y su familia. La primera misa, en su parroquia de origen Inmaculada Concepción de Villanueva, la celebro este domingo que paso a las 4:30 pm. 

El monseñor Ángel Garachana ordenó a los diáconos Manuel de Jesús Benegas y Ángel Gabriel López como nuevos sacerdotes de nuestra diócesis de San Pedro Sula.

Por su parte, el padre Manuel de Jesús Banegas, expresó su agradecimiento a los formadores del seminario mayor “Nuestra Señora de Suyapa” y las hermanas de la Sagrada Familia por su empeño en la formación de nuevos sacerdotes para la Iglesia hondureña. De igual manera, agradeció a todos los que le han ayudado en su proceso de formación. Finalizó su emotivo discurso rindiéndole un homenaje a sus padres por todo lo que le han inculcado en toda su vida. 

¿Cuál es su mensaje a los jóvenes?

He visto el apoyo que los jóvenes me han brindado en los diferentes medios y estoy muy agradecido con ellos. Les motivo a enfrentar la vida no de manera irresponsable como si fuera un juego sino en hacer cada cosa, por pequeña que sea, con esmero y empeño con la mirada puesta en sus metas para que alcancen su realización. Es importante que sepan discernir las muchas ofertas que el mundo les ofrece y puedan elegir las vías correctas en la vida. No tengan miedo de elegir la vía de servir al Señor y tomen la decisión, con el auxilio del Señor, de seguirle en la vida consagrada. Estimados jóvenes, tomen la vida en serio y con responsabilidad alejándose de una vida fácil y mediocre. Sigan el modelo y ejemplo de personas buenas que son las luces que el Señor les coloca en su camino para que no se pierdan. 

Monseñor Ángel Garachana, en su homilía, les insistió en que “es Dios quien los constituye profetas al servicio de la Palabra de Dios, él los llama y los envía al misterio profético al servicio del pueblo de Dios. Ángel Gabriel y Manuel, que su ministerio sea como el de Cristo, construyan comunidad, no sean egocéntricos, busquen el bien de los demás y no sus intereses. Entréguense como Jesús”.