Enter504

Nuestro papel es informarte

El secretario general de la ONU, António Guterres, en una fotografía de archivo. EFE/Wael Hamzeh

Naciones Unidas condena el golpe militar en Burkina Faso

Naciones Unidas, (EFE).- El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó este lunes el golpe de Estado en Burkina Faso y urgió a los militares sublevados a dejar las armas y a garantizar la seguridad del presidente del país, Roch Kaboré.

Según su portavoz, Guterres está siguiendo los acontecimientos con mucha preocupación y está especialmente inquieto por el paradero de Kaboré y el deterioro de la situación de seguridad tras el golpe.

«El secretario general condena con firmeza cualquier intento de hacerse con el Gobierno por la fuerza de las armas», señaló el portavoz, Stéphane Dujarric, en su conferencia de prensa diaria.

Según dijo, la ONU llama a los militares a «dejar las armas y a garantizar la protección y la integridad física del presidente y de las instituciones de Burkina Faso». Además, reclamó a todas las partes contención y subrayó el respaldo de Naciones Unidas al orden constitucional en el país africano.

Los militares que iniciaron el domingo un golpe de Estado confirmaron hoy en la televisión estatal la toma del poder y anunciaron la disolución del Gobierno y el Parlamento.

En dos comunicados leídos por un portavoz, capitán Sidsoré Kader Ouédraogo, los golpistas anunciaron que han puesto fin al poder del presidente Kaboré, quien gobernaba este país de África occidental desde 2015.

Los golpistas anunciaron también la suspensión de la Constitución, el cierre de fronteras aéreas y terrestres y la instauración de un toque de queda desde las 21.00 hasta las 05.00 hora local (misma GMT) en todo el territorio nacional «hasta nueva orden».

Igualmente, aseguraron que la toma del poder se llevó a cabo «sin derramamiento de sangre y sin ningún tipo de violencia física sobre las personas detenidas, que se encuentran en un lugar seguro y respetando su dignidad».

Los militares se comprometieron a proponer, «dentro de un plazo razonable, previa consulta con las fuerzas vivas de la nación, un calendario para el retorno al orden constitucional».

La declaración tuvo lugar tras una jornada de gran incertidumbre y confusión en el país, después de que fuentes militares confirmaran esta mañana que Kaboré había sido arrestado en un cuartel, mientras fuentes de la Gendarmería aseguraron después que «está aislado» y protegido por este cuerpo.

Burkina Faso vivió este domingo una situación tensa tras oírse disparos desde la madrugada en varios cuarteles militares de la capital y otras localidades del país (Ouahigouya y Kaya), incidentes calificados en un inicio de un supuesto motín para exigir mejoras en las Fuerzas Armadas.

El Gobierno burkinés desmintió que se tratara de un intento de golpe de Estado y medios locales indicaron que era un motín para exigir mejoras al Gobierno, entre ellas más medios para luchar contra el terrorismo yihadista (del que habitualmente son blanco las tropas burkinesas), y la dimisión de altos cargos militares y de inteligencia. EFE

CON INFORMACIÓN DE EFE