Enter504

Nuestro papel es informarte

Ministerio Público asegura 83 bienes de exaltos funcionarios policiales

Ministerio Público asegura 83 bienes de exaltos funcionarios policiales

La Unidad Fiscal de Apoyo al Proceso de la Depuración Policial (UF-ADPOL), en un trabajo conjunto con la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC), ejecuta la Operación Eunomia, mediante la cual se efectúan cuatro allanamientos de moradas y se interpone acción de privación definitiva de dominio sobre 83 bienes muebles e inmuebles, sociedades mercantiles, cuentas bancarias y vehículos, consideradas de origen ilícito y cuyos titulares de derecho son o están vinculados al comisario en condición de retiro Constantino Josué Zavala Laínez y al comisionado en condición de retiro Adrián René Flores Marcelino, que entre si no justifican más de 84.5 millones de lempiras.

64 de esos bienes enunciados, corresponden a Constantino Josué Zavala Laínez, su núcleo familiar y socios, por lo que se ejercen aseguramientos sobre cuatro viviendas, tres terrenos, nueve sociedades mercantiles, 16 vehículos y 32 productos financieros, localizados en Tegucigalpa, Comayagüela y Nueva Aldea del Distrito Central, Francisco Morazán, luego de una investigación del 2008 al 2018 en la que se encontró una incongruencia patrimonial de setenta y cuatro millones cuatrocientos setenta y nueve mil doscientos ochenta y cinco ochenta y un centavos (L.74,479, 285.81).

En el periodo de investigación que comprende 10 años, la UFADPOL y la ATIC han detectado, una vez realizados los análisis financieros, que el comisario en retiro Zavala Laínez no justifica la cantidad dieciséis millones ochocientos ochenta y ocho mil ciento doce lempiras con veintinueve centavos (L.16,888,112.29), además realizó movimientos financieros atípicos del 2011 al 2017, donde se observó un incremento patrimonial significativo, manteniendo durante todo ese tiempo un saldo a favor de más de 11 millones de lempiras, incluido en ese monto 4,412.72 dólares.

Otra de las anomalías encontradas durante la fase de investigación es que registraron 37 movimientos financieros (remesas) enviadas por el comisario en retiro a Estados Unidos, Guatemala y Honduras por un monto de más de 170 mil lempiras y por más de 181 mil lempiras también recibió envíos, sin establecerse el motivo por el cual se efectuaron dichas transacciones, asimismo se desconoce el origen de más de 4.5 millones de lempiras en depósitos en efectivo que Zavala Laínez hizo a las empresas Grupo de Seguridad y Servicios Electrónicos S. de R.L, Eagle Visión S.A de C.V y AlphaDesing Studio S. de R.L.

También, fiscales, agentes y peritos al realizar el análisis de los familiares y socios, entre ellos: Cruz Ondina y Cinthia del Socorro Zavala Laínez, Héctor Alejandro Mejía Aplicano y Mario Alberto Sánchez Torres y a las empresas antes mencionadas reflejan un patrimonio no justificado por la cantidad de cincuenta y siete millones ciento siete mil seiscientos sesenta y siete lempiras con dieciséis centavos (L. 57,107,667.16).

Por otro lado, se ha solicitado el aseguramiento sobre 19 bienes muebles e inmuebles en San Sula y La Lima en Cortés y Tegucigalpa en Francisco Morazán, al comisionado en retiro Adrián René Flores Marcelino, entre ellos: tres viviendas, ocho vehículos (turismos, cabezales y remolques) y ocho cuentas bancarias, de estos productos financieros durante el periodo de investigación que comprende del 2008 al 2017, en el que se detectaron depósitos significativos.

Y es que el comisionado en retiro durante el periodo investigado registró un comportamiento financiero atípico y recibió depósitos por la suma de diez millones quinientos setenta y cuatro mil novecientos noventa y cuatro lempiras con 45 centavos (L. 10,574,994.45), sin que exista un sustento legal y documental que justifique un incremento patrimonial de alrededor de diez millones ciento diecinueve mil doscientos noventa y un lempiras con veintidós centavos (L.10,119,291.22).

Flores Marcelino en periodos alternos del 2008 al 2017, recibió 264 depósitos bancarios en moneda nacional por un monto de dos millones doscientos tres mil quinientos cincuenta lempiras con nueve centavos (L. 2,203,550.09) y en una cuenta en dólares recibió varios depósitos por un monto total de seis mil setecientos veintidós dólares ($ 6,722.00), sin que se conozca el origen de las transacciones.
De acuerdo al factor cambio son ciento cuarenta y siete mil seiscientos ochenta y dos lempiras con 06/100 (L. 147,682.06).

Es importante señalar que la modalidad observada dentro del comportamiento financiero del investigado en todas las cuentas bancarias analizadas, es el fraccionamiento de depósitos por montos significativos y por diferentes personas, sin relación aparente de comercio o de otra índole, lo que es indicativo de una tipología de lavado de activos.

En ambos casos, el Ministerio Público logró que el Juzgado de Letras de Privación Definitiva del Dominio de Bienes de Origen Ilícito ordenara la inscripción de la medida cautelar preventiva de aseguramiento en el Instituto de la Propiedad (IP), Cámaras de Comercio y en el sistema financiero nacional, con el propósito que los titulares de derecho no puedan realizar ningún tipo de actos, contratos o movimientos de los bienes y productos bancarios en cuestión, lo que por el momento no constituye una incautación, pero si el inicio de un proceso del que se espera en un juicio de privación lograr una sentencia de comiso sobre el total de los 83 bienes asegurados.

Se establece además que el finiquito que los dos policías investigados obtuvieron en su momento del Tribunal Superior de Cuentas (TSC), no era causa determinante para que el Ministerio Público no pudiera profundizar en el análisis de un patrimonio que por una década mostraba signos e indicios de conductas atípicas e irregulares, promoviendo un caso bajo los principios de la investigación criminal y la independencia que reviste la gestión fiscal, en un ámbito penal y en el marco de su mandato constitucional y legal.