Enter504

Nuestro papel es informarte

Melba Zúniga destaca con el desarrollo de investigaciones y excelencia académica al graduarse de Medicina

El índice académico más alto de egresados de la Carrera de Medicina y Cirugía en esta III ceremonia de graduaciones de la Máxima Casa de Estudios lo obtuvo Melba María Zúniga Gutiérrez, con un 91%, y destacó en el desarrollo de actividades extracurriculares y participación en proyectos de investigación sobre epilepsia y aprendizaje en neurología durante su carrera universitaria.

El pasado martes 27 de septiembre, entre los 661 graduados de la Facultad de Ciencias Médicas estaba Melba, con el mayor puntaje académico entre su colegas médicos que forman parte del nuevo mercado laboral en el país, teniendo un reto importante: proteger y salvar la vida de las personas que requieren atención médica.

“Me siento muy agradecida con la Facultad de Ciencias Médicas por haberme formado como médico y por la oportunidad de contar con educación superior del sistema público que me ha permitido llegar a este punto. Entré a Medicina con muchas ganas de adquirir conocimiento sobre el cuerpo humano, y en efecto aprendí muchísimo, pero también me hizo más empática y más consciente”.

La nueva médico general inició sus estudios en la Máxima Casa de Estudios en el tercer período académico del año 2013, cursando sus clases de preclínica, hizo el rotatorio por los diferentes hospitales públicos de Tegucigalpa, hasta que finalizó la carrera con el desarrollo del servicio social en Lempira.

La carrera ya amerita la exigencia y esfuerzo, pues es una de las más extensas en la institución, cuenta con 68 clases teóricas y prácticas, y esta profesional se dedicó exclusivamente al estudio gracias a la ayuda de sus padres, quienes durante nueve años la apoyaron para que obtuviera su título universitario.

“En general, Medicina es una carrera de mucha perseverancia y dedicación. Hay muchos factores que influyen en las calificaciones. Las horas de estudio dependen mucho del momento; si estaba en temporada de exámenes, dedicaba aproximadamente cuatro a cinco horas diarias a estudiar por mi cuenta. Además, la lectura es algo que siempre he disfrutado muchísimo y considero que esto influyó en mi desempeño académico. Me siento alegre y, sobre todo, agradecida con mis familiares y mis amigos, ya que el círculo de apoyo es de mucha importancia en carreras como Medicina”, explicó Zúniga.

Investigación

Sumado a los estudios afianzó sus conocimientos al involucrarse en actividades extracurriculares académicas, programas de voluntariado, y participación en proyectos de investigación sobre epilepsia y aprendizaje en neurología. “Han sido de las mejores experiencias que me dejó la carrera”, recordó la profesional.

“Realicé una investigación sobre las características clínicas y sociodemográficas de los niños con epilepsia en 2019. Y recientemente publiqué una investigación sobre la percepción que tienen los estudiantes sobre el aprendizaje de neurociencias en la Facultad de Ciencias Médicas. En ambas lideré el diseño, ejecución y proceso de publicación del artículo y fui asesorada por docentes de la Facultad”, especificó.

“También fui parte de la junta directiva estudiantil del Laboratorio de Fisiopatología y Farmacología durante dos años, además fui voluntaria de un hospital pediátrico por aproximadamente cuatro años, en donde me involucraba en actividades lúdicas para los pacientes ingresados”, agregó Zúniga.

Actualmente se encuentra finalizando una investigación de calidad de vida en los pacientes con epilepsia del Hospital Materno Infantil, y dice estar lista para continuar ejerciendo su profesión al servicio del país.

 

 

 

 

 

 

 

CON INFORMACIÓN PRESENCIA UNIVERSITA RIA