Me sobran los zapatos

Uno de los memes de esta cuarentena que me han causado gracia es “pensaba que no tenía ropa para salir y ahora me doy cuenta que no tengo ropa para andar en la casa” es para reírse pero me da parte a hablarte más a fondo de esto.

La ropa es solo eso, ropa.

La semana pasada mientras organizaba mi closet me di cuenta que soy una mujer simple y poco complicada para vestirme, casi siempre uso la misma ropa y tengo mis prendas favoritas por temporadas, podría vivir con sólo 50 prendas en mi closet.

No persigo las modas, prefiero lo clásico y mi paleta de color se reduce a colores neutros, preferiblemente blanco y negro.

Con todo lo que está pasando en el mundo, todos en algún momento hemos tenido esta especie de introspección hasta para las cosas más sencillas, mi propósito ahora mismo se trata de simplificar mi vida, ir más despacio, vivir sin prisas, después de todo, el covid se ha llevado las urgencias.

Comencé por hacerle un detox a mi closet, resulta que tengo más de 15 pares de zapatos, tampoco es tan grave conozco chicas que tienen muchos más, pero me doy cuenta que vivo en un apartamento sin lujos pero con más cosas de las que necesito, me sobran los zapatos.

Mi reducido Closet, despues del detox.

Bienvenida al Slowfashion.

La moda responsable o Slow fashion es lo contrario al fast fashion o moda rápida, es un alto a la aceleración de compras irresponsables, es una invitación a un estilo de vida slow, viviendo en base a una filosofía más humana y responsable con el planeta, yo he optado por desprenderme de las prendas que ya no uso para que alguien más les saque provecho y les dé nueva vida, de esta manera he logrado tener un closet minimalista y dedicarle más tiempo a las cosas que realmente importan.

En este artículo puedes leer más sobre el slowfashion https://n9.cl/enter-slowfashion

La ropa se ha convertido en algo más importante, tanto así que lo normal es abrir el instagram y encontrarse con fotografías de influencers y bloggers invitando al consumo excesivo con ofertas de ropa diferentes cada día y déjame decirte que esto no cambia al mundo.

Cuántas veces has comprado un vestido en las ofertas de cambio de temporada diciendo “por si…” y así te vas llenando de prendas que después de todo no terminan de convencerte, sin embargo te sientes bien por el simple hecho de haber comprado en oferta.

Te motivo a que no te dejes llevar por lo que miras en redes sociales, encuentra tu look, sé tu misma, trabaja en tu interior, amor propio, simplifica tu vida, eso te dará seguridad y te ahorrarás esos pesos que te gastas por intentar estar “in”, recuerda que las modas son pasajeras, cuida tu bolsillo.

Tres consejos para ser más responsable con tus hábitos de consumo de la moda.

  • Ok. primero que nada no acudas al mall si no lo necesitas, es mucha tentación, siempre terminas enamorándote de algo que no necesitas.
  • A mi me ha servido invertir en calidad no en cantidad, aprendí a no comprar ropa barata, no hablo de marcas, hablo de calidad de tejidos, reviso que sean más duraderos y que me hagan sentir cómoda en todo momento.
  • Vete a lo seguro, compra prendas básicas que no pasan de moda, pero sobre todo descubre cuál es tu estilo y compra sólo lo que se adapte a ti, no intentes parecerte a las influencers que sigues, ni quieras tener lo que ellas tienen.

Ser responsable y consiente con el planeta no es fácil, el ser humano por naturaleza acumula cosas pero puedes ponerte el reto de organizar tu closet y te darás cuenta que acumulas cosas que sólo te gustaron por un tiempo y ya no usas.