Enter504

Nuestro papel es informarte

Más de 300 presos se fugan tras el asalto yihadista de una cárcel en Nigeria

Lagos.– Más de 300 presos, muchos de ellos yihadistas, lograron huir después de que presuntos atacantes del grupo yihadista Boko Haram asaltaran con explosivos anoche la prisión de Kuje, una localidad cercana a la capital, Abuya (centro), confirmaron hoy las autoridades.

«Algunos fueron encontrados en el bosque donde se escondían, ahora mismo hemos recuperado unos 300 de los 600 que escaparon de la prisión», declaró el secretario permanente del Ministerio de Interior, Shuaib Belgore, según recogen medios locales.

Además, Belgore confirmó la muerte de un trabajador de la prisión.

«Creemos que (los atacantes) pertenecían a un grupo determinado. Lo más probable es que sean miembros de Boko Haram porque había un número considerable de presos de Boko Haram y ahora no podemos localizar a ninguno de ellos», señaló, por su lado, el ministro nigeriano de Defensa, Bashir Magashi.

Entre los cerca de mil reclusos de la prisión había un total de 64 terroristas, indicó Magashi.

El asalto se produjo alrededor de las 22.30 hora local (21.30 GMT) de este martes y fue perpetrado por un número «elevado» de atacantes que usaron explosivos de «alto grado», dijo Belgore.

«Las fuerzas sobre el terreno hicieron todo lo que pudieron para repelerlos pero el número era tan alto que no pudieron defenderse. Los refuerzos llegaron cuando estaban en pleno ataque», añadió el secretario permanente.

«La calma ha sido restaurada en la prisión y la situación está bajo control», confirmó esta mañana el portavoz del Servicio Penitenciario de Nigeria, Abubakar Umar.

Desde 2009, el noreste de Nigeria es el campo de batalla del grupo yihadista Boko Haram y de su facción, el ISWAP, desde 2015.

Ambos grupos han matado a más de 35.000 personas y han causado unos 2,7 millones de desplazados internos, sobre todo en Nigeria, pero también en países vecinos como Camerún, Chad y Níger, según datos gubernamentales y de la ONU.

El pasado abril, la fuerza militar conjunta antiyihadista de la zona del Lago Chad (integrada por Benín, Camerún, Chad, Nigeria y Níger) anunció la neutralización de más de 125 combatientes yihadistas en varias operaciones.

A esta inseguridad se suma la de varios estados del centro y noroeste nigeriano, que sufren ataques incesantes de hombres armados, y una ola de secuestros masivos con el objetivo de obtener lucrativos rescates.

Recientemente también el sureste del país ha sido escenario de graves secuestros y asesinatos que las autoridades atribuyen a los separatistas del Pueblo Indígena de Biafra (IPOB, por sus siglas en inglés), un grupo de aboga por la secesión de ese territorio.

CON INFORMACION DE EFE