Enter504

Nuestro papel es informarte

MABE dona electrodomésticos al asilo de ancianos “Nuestra Señora de Guadalupe”

Honduras.- Fiel a su apoyo con la población hondureña y reiterando con ello, el compromiso de la empresa con el bienestar de los países en los que operan; Mabe continúa solidarizándose en estos momentos de pandemia y desastres naturales y beneficia al asilo de ancianos “Nuestra Señora de Guadalupe”, ubicados en La Lima, Cortés; donando dos refrigeradoras, un congelador grande, dos centros de lavado y una lavadora.

Este equipo llega a contribuir con el bienestar de 35 adultos mayores, aportando al mejoramiento de la calidad de vida de estas personas de la tercera edad que dependen de estas instituciones y que se encuentran ubicados en una de las zonas más afectadas del país.

Cabe destacar que, los dos Centros de Lavado que fueron donados cuentan con Tecnología Aqua Saver Green que permite ahorrar hasta un 76% de agua y un 55% de energía por lavada, con una nueva función de sanitizado que elimina virus, bacterias y gérmenes comunes en las prendas; lava y seca la misma cantidad de ropa al mismo tiempo, y dispone de mayor capacidad de hasta 20 kg y más fácil de usar por su diseño con panel amigable.

«Estamos agradecidos con Dios y con Mabe por esta ayuda que para nuestros adultos mayores que viven en el asilo, es un apoyo invaluable; ya que viene a contribuir a mejorar la conservación de nuestros alimentos y a la limpieza e higienización de todo tipo de ropa del asilo; facilitándonos las labores y mejorando la vida y estadía de nuestros ancianos”, expresó la Hermana Antonia Pérez, del asilo de ancianos “Nuestra Señora de Guadalupe”.

“Mabe una vez más comprometida con el bienestar de los hogares hondureños y fieles a nuestro principio de responsabilidad social, beneficiamos al asilo de ancianos Nuestra Señora de Guadalupe, con productos equipados con tecnología de vanguardia que cumplen estándares internacionales de calidad, energía y protección del medio ambiente y que vienen a facilitar el día a día dentro del hogar, permitiendo que todo funcione de la mejor manera en pro de una mejor calidad de vida para los habitantes del asilo”, puntualizó el licenciado Rafael Antonio Núñez, Gerente de Mabe Honduras.

Donaciones Mabe

Mabe a través de su Programa de Responsabilidad Social ha realizado importantes donaciones y ha dicho presente en estos momentos de pandemia y desastres naturales; entre las que se destacan: 600 Aeroboxes y 250 Splitters (soluciones para el cuidado del personal de salud que está en contacto con pacientes del COVID19) para ser distribuidos en los hospitales que están destinados a la lucha contra la pandemia del COVID- 19, para salvaguardar al personal médico durante la intubación de pacientes; uno de los momentos que han sido identificados como de mayor riesgo de contagio, durante esta pandemia.

Cabe mencionar que se distribuyeron más de 2,000 Aeroboxes y más de 850 Spliters en toda la región Centroamericana, los cuales fueron entregados en coordinación con las autoridades locales de salud en cada país.

Asimismo, la limpieza e higienización de prendas en hospitales ha sido otro de los grandes retos durante esta pandemia y ante esta necesidad Mabe donó 17 centros de lavado a distintas instituciones de salud a nivel nacional (En Tegucigalpa: Siete al Hospital San Felipe, dos al Hospital Nacional del Tórax; cinco al Hospital Leonardo Martínez, en San Pedro Sula; en Puerto Cortés uno al centro de Salud Cornelio Moncada y uno a la Clínica Familiar del Atlántico) contribuyendo con ello en apoyar al cuidado de los profesionales de la salud y a las autoridades en la mitigación de la crisis sanitaria que se ha enfrentado.

Cada centro de lavado Mabe donado, está equipado con el ciclo especial “sanitizado”, que permite a través de alta temperatura, reducir las bacterias, virus y gérmenes en la ropa, facilitando de esta forma el lavado eficiente de los uniformes y prendas en general del personal de salud. Este equipo de lavado fue desarrollado en el Centro de Tecnología Mabe, en Querétaro, México y se entregaron 200 en todos los países de la región centroamericana y en República Dominicana.