Enter504

Nuestro papel es informarte

Locatarios del mercado Zonal Belén exigen a Sinager autorización para operar

Tegucigalpa. En las últimas semanas, decenas de locatarios del mercado Zonal Belén, uno de los más concurridos y emblemáticos de la capital hondureñas, protestan exigiendo a Sinager, ente estatal encargado de los procesos de reapertura económica en el país, se les concedan los permisos de operación y puedan retomar sus labores.

En el mercado, donde operan cientos de negocios, formales e informales, permanecen en incertidumbre los comerciantes ante el aumento de las deudas y pagos correspondientes de sus inversiones. Sin embargo, Sinager, que ha autorizado protocolos de medidas de bioseguridad en diversos rubros económicos del país, permanece a la espera de autorizar en el centro comercial un proceso de reapertura en las actividades.

A la protesta se presentaron locatarios, familiares y representantes del sector comerciante en la zona. Mencionaron haberse reunido con autoridades de Sinager en la búsqueda de consensos que permitan el retorno gradual a los centros de trabajo. El sector informal de la economía hondureña, que sostiene a miles de familias en el territorio, ha sufrido los embates de la inactividad desde marzo.

«Palabras más, palabras menos. Acordamos una prórroga de quince días para retornar a las actividades. Le trajimos esta propuesta a Sinager (relata una de las representantes, mientras muestra una maqueta a escala que incluye una representación de los comerciantes separados acorde al distanciamiento social y con cubrebocas) para que nos dejen trabajar», explica la comerciante.

Continúa: «Si los grandes negocios, grandes empresarios y mercados han abierto la economía. ¿Por qué nosotros no?». Los comerciantes se mantienen a la espera. Redactarán los documentos de acuerdo y solicitud y anuncian que se manifestarán si la respuesta no es inmediata.

«Somos madres solteras; vamos a sacrificarnos y buscaremos quien nos cuide a los niños mientras nosotros trabajamos. Les damos quince días para que nos respondan. Sinager le ha solucionado a todos los que solicitan como nosotros», explica.

En el mercado, aproximadamente sostienen a sus familias con la venta de comida, ropa, instrumentos de ferretería, frutas, cosméticos y variedades. Sin embargo, en el país se acumulan las imágenes de personas en aglomeraciones en mercados sin cubrebocas e irrespetando los protocolos de seguridad recomendados por las instituciones de salud.

Por ahora, las instalaciones permanecen custodiadas por elementos de seguridad del Estado. Los protestantes, en los últimos días, reunieron a decenas de personas exigiendo se les responda a las solicitudes. Se prevé que Sinager diseñe los protocolos adecuados en esta compleja zona comercial.