Enter504

Nuestro papel es informarte

El buque Polarnet, cargado de cereal ucraniano. EFE/EPA/ERDEM SAHIN

Llega a su destino, en Turquía, el primer buque con cereal ucraniano

Estambul, (EFE).- El Polarnet, un buque cargado de maíz que salió de Ucrania el viernes pasado, amarró este lunes en el puerto turco de Derince, al este de Estambul, convirtiéndose así en el primer mercante que llega a su puerto de destino dentro del acuerdo firmado el mes pasado para exportar cereal ucraniano a los mercados mundiales.

«El primer buque con cereales de Ucrania ha llegado al puerto de Derince. Agradezco a Turquía y las Naciones Unidas que garantizaran la seguridad de la ruta marítima. Ucrania siempre ha sido un socio fiable para el transporte de productos agrícolas y a diferencia de Rusia no juega a los ‘Juegos del Hambre'», escribió en Twitter hoy el embajador ucraniano en Ankara, Vasyl Bodnar.

El ministro de Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, por su parte, subrayó en Twitter que «esto envía un mensaje de esperanza a toda la familia en Oriente Medio, África y Asia: Ucrania no os abandona». «Si Rusia cumple sus obligaciones, el ‘corredor de cereales’ mantendrá la seguridad alimentaria global», agregó el ministro.

El Polarnet, que partió de Chornomorsk el viernes pasado con 12.000 toneladas de maíz, llegó a Estambul el sábado por la noche y fue inspeccionado ayer por un equipo del Centro de Coordinación Conjunta (JCC), establecido en Estambul el mes pasado por un acuerdo entre Rusia, Ucrania, Turquía y las Naciones Unidas.

El mercante llegó esta madrugada al puerto de Derince, a unos 80 kilómetros al este del Bósforo en la provincia de Kocaeli, donde descargará su flete, destinado al mercado turco.

Es así el primer buque que llega a puerto bajo el acuerdo sobre el corredor de cereales, ya que el primer mercante en salir de Ucrania, el Razoni, cuyo destino era el Líbano, aún se halla en alta mar entre las costas de Turquía y Chipre, tras rechazar la carga el comprador libanés.

Otros dos buques inspeccionados el sábado y domingo pasado se hallan aún en ruta: el Rojen, con destino a Teesport en el Reino Unido, acaba de pasar los Dardanelos; y el Navi Star, destinado a Irlanda, sigue fondeado cerca de Estambul, donde los cargueros suelen repostar antes de continuar viaje.

Con el acuerdo vigente, que garantiza rutas seguras desde los puertos ucranianos de Odesa, Chornomorsk y Pivdennny (Yuzhni), se espera ayudar a evitar una crisis alimentaria y una hambruna en varios países muy dependientes de estos productos. EFE

CON INFORMACIÓN DE EFE