Enter504

Nuestro papel es informarte

Llega a Honduras ‘Pedro e Inés’, una historia de amor que logra vencer las épocas

San Pedro Sula.- Hoy se estrena en los cines de Honduras, la película portuguesaPedro e Inés’, que cuenta la historia del rey portugués Pedro (siglo XIV), quien en un arrebato de amor y desesperación desenterró a su amada para hacerla reina, es la versión portuguesa de Romeo y Julieta, el clásico teatral de William Shakespeare, de acuerdo con el director y guionista Antonio Ferreira.

Este drama se desarrolla en la Edad Media, como ocurrieron los hechos reales, pero también se da en el presente, donde Pedro e Inés son arquitectos en una metrópoli, y en un futuro distópico, donde la población escapa de las ciudades al campo para sobrevivir.

La cinta se estará presentando en los cines de Metrocinemas de MegaMall en San Pedro Sula; en Tegucigalpa: Metrocinemas Plaza Miraflores-Sala 3,  Metrocinemas Plaza América-Sala 3, Metrocinemas Novacentro-Sala 6; en Puerto Cortes: Metrocinemas Super Mall-Sala 1 y en Santa Rosa de Copán: Metrocinemas Uniplaza-Sala 1.

Rodaje

El rodaje fue toda una carrera de obstáculos y ocurrió por completo en la región de Coimbra, en el centro de Portugal. “Porque no teníamos mucho dinero para recrear 3 tiempos narrativos diferentes”, agrega. el director.

Después de meditar sobre los procesos de producción y de filmar de la manera más práctica posible, logró que todo estuviera listo y rodaron durante 7 semanas continuas. Lo más complicado fueron las escenas en la Edad Media, confiesa que se encargó de la adaptación audiovisual de la obra de Rosa Lobato de Faria.

“Todo se vuelve más difícil: los vestuarios, las ubicaciones, la dirección de arte, etc. Pero la película resultó muy bien y fue un gran éxito en la taquilla en Portugal. Se convirtió en la película portuguesa más vista de 2018”, afirma Antonio Ferreira, uno de los fundadores de la Academia de Cine de Portugal.

Reencarnación

La idea de que existe la reencarnación y que el amor y la pasión son capaces de seguir a los seres humanos en sus diversas vidas, siempre estuvo presente en las discusiones antes y durante Pedro e Inés.

“Con los actores siempre hablamos de eso, que ese amor no tenía un tiempo específico de caducidad, que era eterno. Para nosotros, estos fueron tres momentos diferentes que se ejecutaron en paralelo y no de una manera forzosa uno tras el otro. Lo que significa que todos los eventos se influyeron entre sí durante todo el tiempo. Al final, quería que las tres historias, que podían ser vistas como diferentes y aisladas, se sintieran como una sola gran historia, ya que contaban con los mismos personajes, pero que se extendían a lo largo de los siglos, como si no hubiera pasado o futuro, y que todo tiempo es presente”, comenta Antonio Ferreira sobre esta producción que estuvo en los festivales de Montral, Sao Paulo, Río de Janeiro, Portugal, Chicago, y recientemente en el Portal Iberoamericano del Festival Internacional de Cine de Panamá.