Enter504

Nuestro papel es informarte

Leopoldo Crivelli, separado como alcalde de Choloma

Choloma, Cortés. Inmerso en acusaciones y citatorios judiciales desde hace varios meses, Leopoldo Crivelli, alcalde cholomeño, fue suspendido de su cargo hoy por Wiladina Chiang, gobernadora del departamento de Cortés. Lo sustituirá Elena Espinal, vicealcaldesa de esa municipalidad.

El edil, investigado desde 2016 por delitos de malversación de fondos, abuso de autoridad y falsificación de documentos, enfrenta condenas penales desde que se allanó su hogar en aquel año, en busca de documentos, por agentes de las instituciones investigadoras del Ministerio Público.

Sobrevaloraciones en compras, por ejemplo, de un terreno que funcionaría como crematorio (10 millones de lempiras), pero que, según dictámenes de la Contaduría General de la República, estaría valuado solo en tres millones, se suman a los delitos que presuntamente Crivelli habría cometido.

Entre tanto, el alcalde liberal, que desde 2006 gobernó en el poblado municipio del norte de Cortés, alternó sus obligaciones en la municipalidad con su defensa en tribunales. Hasta ahora, Crivelli no recibe una condena en ninguna de las líneas de investigación que se atañen a su caso.

Choloma es un municipio colindante a San Pedro Sula. Su población, en 2020, roza los 300,000 habitantes (tercer municipio más poblado del país, detrás de San Pedro Sula y tegucigalpa) y aumenta considerablemente cada año. Encumbrado en una zona industrial de fábricas y procesadoras, las fuentes de empleo seducen a población externa a emigrar al municipio. Sin embargo, muchas comunidades del sector, como el sector López Arellano, permanecen en el olvido por parte de autoridades locales y nacionales.

La Fiscalía Especial Contra la Corrupción ha presentado documentos al Ministerio Público que incriminarían a Crivelli en múltiples sobrevaloraciones y actos de corrupción. Por su parte, Crivelli declaró semanas atrás: «Yo creo que la Fiscalía se ha empeñado conmigo. Nosotros trabajamos de manera correcta y formal. Están equivocados».