Enter504

Nuestro papel es informarte

Christopher Barnes, presidente de la SIP. EFE/Jan Touzeau/Archivo

La SIP denuncia el «grave deterioro» de la libertad de prensa en El Salvador

Miami, (EFE).– La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) denunció este martes «el grave deterioro» de la libertad de prensa en El Salvador debido a las amenazas, intimidación, campañas de descrédito y acoso fiscal contra medios, periodistas y opositores críticos que lleva a cabo el Gobierno del presidente Nayib Bukele.

«La actitud de Bukele es la misma práctica de estigmatización y descrédito que estamos observando en Estados Unidos, Brasil, México y Venezuela» para acallar a la prensa crítica e incómoda, dijeron Christopher Barnes y Robert Rock, presidente de la SIP y presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, respectivamente.

La SIP se hizo eco hoy en un comunicado de la investigación que, según anuncio el 24 de septiembre el presidente Bukele, lleva a cabo el Ministerio de Hacienda sobre el periódico digital El Faro por supuesto lavado de dinero y evasión tributaria.

«La acción gubernamental fue en aparente represalia contra El Faro por sus investigaciones periodísticas; una de las más recientes relacionada con una negociación secreta del gobierno de Bukele con la organización criminal Mara Salvatrucha, de cara a las elecciones de 2021″, señaló la entidad formada por medios de toda América y radicada en Miami.

Bukele también acusó a otros medios de mentir y atacar a su Gobierno, entre ellos a los diarios La Prensa Gráfica, el Diario de Hoy y El Mundo, y a los portales Factum y Gato Encerrado.

Barnes y Rock condenaron la censura indirecta ejercida por el «Poder Ejecutivo a través de tácticas fiscales, con la intención de silenciar a El Faro y otros medios de comunicación independientes».

Antes y después que asumió la Presidencia, señaló la SIP, Bukele se ha caracterizado por su «estilo confrontativo contra los medios y periodistas independientes».

En los últimos meses existe preocupación por la creación de un nuevo medio de comunicación del Gobierno nacional usando fondos públicos, pero cuya estrategia editorial estaría centrada en la propaganda y como herramienta para atacar a sus opositores y periodistas críticos, agrega el comunicado.

Semanas atrás congresistas estadounidenses demócratas y republicanos de EE.UU. han expresado públicamente la hostilidad del Gobierno de Bukele contra los medios y han cuestionado la vigencia del Estado de derecho en el país.

A principios de septiembre la Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) registró 61 casos contra la prensa y el medio digital Faro presentó una demanda de amparo y solicitó medidas cautelares para proteger material periodístico y datos de sus suscriptores y la identidad de sus donantes.

La SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas y compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental. EFE

CON INFORMACIÓN DE EFE