Enter504

Nuestro papel es informarte

La COVID-19 y las mascarillas: consejos para las familias

Todo lo que debes saber sobre las mascarillas y cómo acostumbrar a tu familia a utilizarlas.

Las mascarillas ayudan a frenar la transmisión del virus de la COVID-19, pero, como habrán comprobado muchos padres y madres, eso no significa que sea fácil acostumbrar a los hijos a utilizarlas.

La práctica de llevar una mascarilla para reducir la transmisión de gérmenes tiene una larga historia en algunos países. Sin embargo, muchas familias recordarán el año 2020 como la primera vez que tuvieron que ponerse una.

Si nunca has llevado mascarilla, es probable que tengas muchas preguntas. Con el fin de ayudarte a tomar las decisiones más favorables para tu familia, hemos recopilado la información más reciente de los expertos acerca de las mascarillas y la COVID-19, cómo ponérselas y cuidarlas correctamente, así como ideas para acostumbrar a tu familia a utilizarlas.

Para obtener información general sobre la COVID-19, sus síntomas, el modo en que se transmite y la forma de protegerte a ti y a tus hijos, consulta COVID-19: lo que los padres deben saber.

¿Por qué se recomienda el uso de la mascarilla?

Una de las principales vías de transmisión de la COVID-19 es a través de las gotas respiratorias que expulsamos al hablar, cantar, toser o estornudar. Aunque todavía se está investigando acerca de este asunto, ya sabemos que el virus también se puede transmitir a través de personas que no presentan síntomas, lo cual significa que algunas personas pueden ser contagiosas sin tan siquiera darse cuenta.

Esta es una de las razones por las que la distancia social es tan importante en lugares donde la COVID-19 está presente. Sin embargo, no siempre es posible mantener la distancia con otras personas en lugares públicos concurridos, y es en esos casos en los que se recomienda el uso de una mascarilla de tela con el fin de protegernos unos a otros.

En cualquier caso, es importante recordar que el uso de mascarilla por sí solo no es suficiente para frenar la transmisión de la COVID-19: todos debemos seguir manteniendo la distancia física y lavarnos las manos con frecuencia. Si tomamos estas medidas, venceremos juntos a la COVID-19.

¿Qué tipo de mascarilla debería llevar mi familia?

Mascarillas higiénicas (también llamadas “mascarillas de tela”): si tú y tu familia viven en un lugar donde la COVID-19 está extendida y no presentan ningún síntoma de la enfermedad, es recomendable que utilicen las mascarillas higiénicas.

Mascarillas médicas: la disponibilidad de las mascarillas médicas es reducida en todo el mundo a causa de la pandemia. Su uso es recomendable si tú o un miembro de tu familia tienen un riesgo mayor de contraer una enfermedad grave como consecuencia de la COVID-19 (es el caso, por ejemplo, de las personas mayores de 60 años o las que padecen otras patologías) o si eres el responsable de cuidar a una persona infectada con COVID-19. La mascarilla médica debe usarse para proteger a los demás si tienes síntomas de COVID-19.

¿Qué tipo de mascarilla de tela es la más adecuada?

Las mascarillas de tela están disponibles en una amplia variedad de tejidos; puedes fabricarlas en casa o comprarlas en una tienda. Si bien aún se está investigando acerca del uso de las mascarillas de tela, su efectividad depende del tipo de tejido y el número de capas que contiene. La Organización Mundial de la Salud recomienda las mascarillas de tres capas con las siguientes características:

  • una capa interna de un material absorbente como el algodón
  • una capa intermedia de un material no tejido como el polipropileno
  • una capa exterior de un material no absorbente, como el poliéster o una mezcla de poliéster

Cualquiera que sea el tipo de mascarilla facial que elijas, debe cubrir la nariz, la boca y la barbilla y sujetarse con tiras elásticas o cordones.

¿Cuándo debe mi familia utilizar mascarilla?

Comprueba si las autoridades locales imponen el uso obligatorio de la mascarilla en determinados contextos y si existen recomendaciones específicas en función de la edad en el lugar donde vives.

La necesidad de que tus hijos lleven mascarilla depende de distintos factores, como su edad y su capacidad de utilizar una mascarilla de manera adecuada y segura. Consulta las orientaciones de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud para obtener más información.

Si la COVID-19 está extendida en tu zona, deberías llevar una mascarilla de tela en todos los lugares públicos donde sea difícil mantener la distancia física con otras personas, y en todo caso en los espacios públicos interiores. Evita en la medida de lo posible acudir a lugares hacinados y espacios interiores cerrados con poca ventilación.

Existe una gran cantidad de información errónea acerca del uso de las mascarillas y la COVID-19, por lo que siempre debes consultar fuentes fiables como UNICEF, la OMS y las autoridades de la salud nacionales y locales a la hora de tomar decisiones relacionadas con la salud de tu familia.

¿En qué circunstancias no se debe llevar mascarilla?

El uso de la mascarilla no es recomendable para personas que no puedan quitársela sin ayuda, como los bebés y los niños pequeños o las personas que tienen dificultades para respirar.

UNICEF y la OMS desaconsejan el uso obligatorio de las mascarillas para los niños de hasta cinco años de edad. Esta recomendación se basa en cuestiones de seguridad infantil, así como en el hecho de que los niños pueden alcanzar las metas más importantes de su desarrollo en edades distintas.

Las recomendaciones acerca del uso de mascarillas por parte de los niños pueden variar según el país, de modo que es importante consultar los requisitos específicos a la edad con las autoridades locales. Si estas imponen el uso obligatorio de mascarillas para los niños menores de cinco años, los cuidadores serán los encargados de supervisar atentamente su uso en condiciones de seguridad.

Si tú o un miembro de tu familia padecen una enfermedad o una discapacidad que dificulta el uso de la mascarilla, consulten con su médico cuál es la mejor opción para ese caso concreto.

A la hora de hacer ejercicio, elige un lugar donde no sea necesario llevar mascarilla, como tu hogar o un espacio donde puedas mantener la distancia física con los demás (por ejemplo, al aire libre). Los niños y los adultos no deberían llevar mascarilla al practicar deporte o actividades físicas para no poner en peligro su respiración. El sudor también puede humedecer la mascarilla y, como resultado, dificultar la respiración y favorecer la aparición de gérmenes.

¿En qué debo fijarme a la hora de elegir una mascarilla para mis hijos?

Muchas mascarillas están diseñadas para los adultos y no se ajustan bien a los niños. Si vas a comprar una mascarilla, elige una talla adecuada para tu hijo. Tanto si decides comprar la mascarilla como si la fabricas tú mismo, comprueba que le cubre la boca, la nariz y la barbilla; que no queda ningún hueco a los lados y que no le bloquea la visión. Asegúrate de que tu hijo puede respirar cómodamente con la mascarilla puesta mientras camina a paso rápido y conversa.

Cómo lavar una mascarilla de tela

Se recomienda lavar las mascarillas de tela con jabón o detergente, preferiblemente con agua caliente (a una temperatura mínima de 60 grados centígrados) y al menos una vez al día. Si la lavas en la lavadora, elige el programa más cálido posible para el tipo de tejido. Si la lavas a mano, usa agua caliente con jabón. Después de lavarla, deja que la mascarilla se seque por completo antes de volver a utilizarla. Guarda la mascarilla en una bolsa limpia.

 

CON INFORMACIÓN DE UNICEF