Enter504

Nuestro papel es informarte

Vista de votantes en Kenosha, Wisconsin, el 3 de noviembre de 2020. EFE/Tannen Maury

La campaña de Trump pide un recuento en Wisconsin

Washington, (EFE).- La campaña de reelección del presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este miércoles que pedirá un recuento en el estado clave de Wisconsin, a pesar de que ninguna proyección de medios ha declarado aún un ganador en ese territorio.

«El presidente está dentro del margen para pedir un recuento y lo haremos inmediatamente», dijo el jefe de campaña de Trump, Bill Stepien, en un comunicado.

Con el 98 % escrutado en Wisconsin, el candidato demócrata, Joe Biden, tiene una ventaja de apenas 20.533 votos sobre Trump, un margen de solo el 0,6 % que ha provocado que ningún medio estadounidense se atreva aún a declarar un ganador en el estado.

La administradora de la Comisión de Elecciones de Wisconsin, Meagan Wolfe, dijo este miércoles a la prensa que todos menos uno de los municipios del estado han entregado ya recuentos provisionales de sus votos, y apenas falta por recibir el de un pueblo donde votaron menos de 400 habitantes.

Wolfe subrayó que los resultados oficiales en el estado no se certificarán hasta el 1 de diciembre, siguiendo la legislación estatal, por lo que los estadounidenses esperan son las proyecciones de los principales medios de comunicación.

Bajo la ley estatal, los candidatos pueden solicitar un recuento si el margen de ventaja del ganador es menos del 1 %, y la campaña de Trump está decidida a acogerse a esa posibilidad, tras subrayar que siempre esperó que el margen entre ambos candidatos fuera «ínfimo».

«Ha habido informes sobre irregularidades en varios condados de Wisconsin, que plantean serias dudas sobre la validez de los resultados», aseguró el jefe de campaña de Trump, sin dar detalles o aportar pruebas.

Según funcionarios de ambos partidos en Wisconsin, si Biden mantiene su ventaja actual cuando se acabe el recuento, el presidente lo tendrá difícil para dar la vuelta al resultado en un recuento.

«20.000 (votos) es un obstáculo muy alto», tuiteó el exgobernador republicano de Wisconsin Scott Walker, quien recordó que otros recuentos en el estado han cambiado los márgenes de victoria por unos pocos centenares de sufragios, pero no miles.

En 2016, Trump ganó por un estrecho margen de más de 22.000 votos en el estado de Wisconsin, que reparte 10 delegados en el colegio electoral y que el demócrata Barack Obama ganó en 2012 y 2008.

A falta de conocerse los resultados en ese y otros estados clave, Biden suma por ahora 238 compromisarios en el Colegio Electoral, frente a los 213 que ha acumulado Trump, en su objetivo común de llegar a los 270 que dan la victoria.

3 MILLONES DE DOLARES PARA RECONTEO

En el caso de Wisconsin, las leyes detallan que el candidato que requiera un nuevo conteo podrá hacerlo si después de que los 72 distritos electorales de Wisconsin hayan presentado los resultados, el porcentaje de votos que separa a los aspirantes es menor del 1 %, pero para ello tiene que pagar por cada sufragio que se tiene que revisar.

Sin embargo, hay una excepción: no tendrían que desembolsarse fondos si este margen se redujera a menos del 0,25 %, pero si no, se estima que el candidato republicano tendría que desembolsar unos 3 millones de dólares, según calculan los medios locales.

Las leyes también establecen que si el recuento cambiara los resultados y le diera la victoria a Trump, el estado reembolsaría el dinero al demandante.

Para tratar de financiar estos esfuerzos legales, que habría que pagar por adelantado, la campaña de Trump ha pedido en repetidas ocasiones a sus seguidores donaciones a través de correos electrónicos durante toda la noche del martes al miércoles.

«Necesito tu AYUDA para asegurar que tenemos los medios para proteger los resultados. No podemos permitir que la MUCHEDUMBRE izquierdista mine nuestras elecciones. Estoy pidiendo a mis más feroces y leales defensores, como TÚ, que luchemos», afirma uno de los emails. EFE

CON INFORMACIÓN DE EFE