Enter504

Nuestro papel es informarte

Irán, el país que ya entró en la «tercera ola» de casos por coronavirus

Mientras numerosos países enfrentan la temida «segunda ola» de casos de coronavirus, y todavía hay lugares que no superan la primera, Irán ya está contando los muertos de una tercera oleada.

Y en el que ya era uno de los países de Medio Oriente más afectados por la pandemia, esa «tercera ola» es la más letal hasta la fecha.

Irán volvió a romper su récord de contagios diarios a mediados de la semana con los 4.830 nuevos casos de covid-19 del miércoles 14 de octubre, según los registros de la Universidad Johns Hopkins (Estados Unidos).

Pero la nación persa está rompiendo marcas desde el pasado 22 de septiembre, cuando superó por primera vez los 3.574 casos diarios registrados a principios de junio, en lo más alto de su «segunda ola».

«Aunque la segunda ola de coronavirus fue contenida exitosamente, la tercera ola ha estado emergiendo porque se han ignorado los protocolos sanitarios», alertó ese mismo día el ministro de Salud iraní, Saeed Namaki, según un reporte de la agencia oficial Iran Press.

Menos de dos semanas después, el 5 de octubre, Irán ya había igualado su récord de muertes diarias, que se remontaba al mes de julio.

Y los 279 muertos registrados este miércoles también son el mayor número diario en un país que, según cifras oficiales, ya suma más de medio millón de contagios y casi 30.000 muertos por la pandemia.

Recientemente, se filtaron a varios medios de comunicación documentos en donde se registraban cifras totalmente distintas a las presentadas por el Ministerio de Salud y el viceministro de Salud iraní, Iraj Haririchi, finalmente reconoció que el número real de muertos es «significativamente» más alto que el de las cifras oficiales.

El viceministro también advirtió que tanto trabajadores de la salud como suministros médicos están al borde del agotamiento por el empeoramiento de la situación en Teherán y otras regiones del país.

En estos momentos, 27 de las 31 provincias del país ya han sido designadas por las autoridades iraníes como zonas «rojas» por el rápido aumento de contagios y la situación en la capital, Teherán, y sus suburbios, ha sido descrita como especialmente «crítica».

CON INFORMACIÓN DE BBC NEWS