Enter504

Nuestro papel es informarte

El exfuncionario hondureño Marco Bográn es interrogado hoy por la prensa mientras es trasladado por militares a los Tribunales en Materia de Corrupción, en Tegucigalpa (Honduras). EFE/Gustavo Amador

Honduras juzga a dos exfuncionarios por corrupción en la compra de hospitales

Tegucigalpa.- La Justicia hondureña comenzó este miércoles el juicio contra dos exdirectivos de la estatal Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H) sindicados de presunta corrupción en la compra de siete hospitales móviles a una empresa de Turquía, por 47,5 millones de dólares, para enfrentar la pandemia.

Marco Bográn, exdirector de Invest-H, llegó al Tribunal de Sentencia del Circuito Anticorrupción bajo fuertes medidas de seguridad, junto a Alex Moraes, exadministrador de la misma institución, para el comienzo del proceso.

La vista judicial arrancó con la presentación de «excepciones y nulidades» por parte del Ministerio Público y la defensa de los acusados, las cuales resolverá hoy mismo el tribunal, dijo a periodistas el portavoz del Poder Judicial de Honduras, Carlos Silva.

Señaló que los exfuncionarios son acusados de dos delitos de fraude y dos de violación de los deberes de los funcionarios en la compra de los siete hospitales.

Bográn y Moraes, quienes están recluidos desde abril de 2021 en una unidad militar cercana a Tegucigalpa, la capital del país, deberán estar presentes durante todo el juicio, que se extenderá hasta el 31 de enero, indicó el portavoz judicial.

EL MAYOR CASO DE CORRUPCIÓN EN LA PANDEMIA

La irregular compra de los hospitales es el «caso de corrupción más grande» de Honduras durante la pandemia de covid-19, enfermedad que comenzó a expandirse en el país en marzo de 2020, dijo a periodistas el portavoz del Ministerio Público, Yuri Mora.

Señaló que el Ministerio Público presentará en el debate oral más de 70 medios de prueba que demuestran «el megafraude» que cometieron los exfuncionarios al comprar entre marzo y abril de 2020 los hospitales móviles, de los que solo dos han sido adecuados, pero para cirugías menores, no para la covid-19.

Con los hospitales móviles, Invest-H pretendía «mejorar la atención sanitaria ante la pandemia de la covid-19, lo que resultó ser un fiasco y abonó al trágico saldo de miles de fallecimientos», señaló el Ministerio Público.

Los hospitales se compraron de manera «directa y fraudulenta» a través del guatemalteco Axel Gamaliel López, representante legal de HospitalMoviles.com y ELMED Medical Systems INC, quien tiene una orden de captura con alerta roja internacional desde abril de 2021, agregó el organismo.

Gamaliel López es acusado también por dos delitos de fraude a título de cooperador necesario y, en Estados Unidos, donde reside, le han sido asegurados más de 100 millones de lempiras (4,1 millones de dólares) de una cuenta bancaria.

COMPRA SIN GARANTÍAS

Los acusados violaron los «principios fundamentales de la contratación pública contenidos en el ordenamiento jurídico hondureño» al comprar las siete unidades móviles y sus plantas de tratamiento a un coste de 47,5 millones de dólares, según el Ministerio Público.

La compra se realizó «al margen de lo que establece la Ley, según contraste de oferta y de proveedores, sin garantías de calidad, sin garantía de cumplimiento, sin mantenimiento de oferta, sin un plazo fijo de instalación, sin observar la garantía de pago anticipado y sin previa autorización del Consejo Directivo de Invest-H», añadió.

Según el Ministerio Público, el equipo «no solo está sobrevalorado, sino que no cumple la función de poder ser útil para atender pacientes con covid-19, debido a que tiene problemas de diseño y equipamiento, porque hay equipo vencido, usado y alguno incluso en mal estado o disfuncional».

El abogado Julio Ramírez, defensa de Moraes, dijo a periodistas que espera que en el juicio se haga «justicia» para el exadministrador de Invest-H, pues considera que «ha sido acusado de manera injusta».

«Estamos preparados para tratar de darle a la sociedad hondureña la visión de lo que realmente pasó a través de la óptica de mi representado (Alex Moraes)», explicó la defensa.

El Ministerio Público espera obtener la «primera condena» contra Bográn y Moraes e indicó que no descarta presentar más requerimientos fiscales contra otras personas involucradas en la compra de los hospitales.

CON INFORMACION DE EFE