Enter504

Nuestro papel es informarte

Garrido, la gran apuesta de Marathón

San Pedro Sula. Aquella tarde de noviembre de 2015, en la que Luis Garrido (29), ante México en partido eliminatorio, sufriría aquella escalofriante lesión que le provocó la rotura de los cuatro ligamentos de la rodilla, presagió lo peor: el fin de la carrera del volante hondureño e incluso -como declaró años después- la posibilidad de perder la pierna.

Sin embargo, el volante de recuperación surgido en Olimpia y que atravesaba un momento pletórico en su nivel antes de la lesión, se recuperó inusitadamente de la brutal lesión. A su vuelta, tras un desplante a Motagua, que le generó una avalancha de polémicas, Garrido se sumó a Olimpia y recuperó su nivel. Con el club ‘albo’ alzó la Liga Concacaf en 2017, el último título internacional de Olimpia en el que destacó como eje de la zona medular ‘merengue’.

Ese gran nivel y la motivación que la historia del propio Garrido generó atrajo la atención de clubes extranjeros; a finales de ese año, Liga Deportiva Alajuelense pagaría 165 mil euros por el pase del internacional hondureño. Acompañaría a sus compatriotas Roger Rojas y Álex López en el cuadro tico.

En Costa Rica, Garrido mostraría rendimientos sobresalientes en sus primeros meses en Alajuela. A pesar de la constante presión en la que ahondaba el cuadro ‘manudo’ por la falta de títulos, Garrido mantuvo un nivel destacado.

A inicios de 2020, Garrido ya figuraba en un plano casi secundario en Liga Alajuelense; aceptó la oferta del Córdoba de España y se mudó a la Segunda «B», equivalente a la tercera división del país ibérico. Allí, el volante no hallaría sitio si quiera en las convocatorias. Por ello, permanecía sin club hace varios meses y ahora es oficializado por Marathón.

Hasta súbito, si se planteaba hace una o dos semanas, ahora Marathón refuerza una zona vital del funcionamiento en el esquema de Vargas. Junto a Arriaga, pilar en la idea del entrenador argentino, no figuraba otro futbolista notable que acompañase al joven surgido en Platense.

Ahora, con Garrido, quien fue considerado por el presidente ‘esmeralda’ como «un guerrero», Marathón pretende protagonizar un torneo palmo a palmo en la lucha por el título liguero. Constancia queda que Garrido debió acoplarse a las disposiciones económicas del equipo sampedrano que, en los últimos años, no vive una situación de esplendor en el renglón financiero.