Enter504

Nuestro papel es informarte

Una vista de un muro con nombres de los 85 muertos en el trágico atentado del 18 de julio de 1994, en la Asociacion Mutual Israelita Argentina (AMIA), en Buenos Aires (Argentina), en una fotografía de archivo. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

Fuertes reclamos a la Justicia por 28 años de impunidad en atentado a la AMIA

Buenos Aires, (EFE).- Argentina conmemoró este lunes los 28 años del atentado a la mutua judía AMIA en Buenos Aires, que causó la muerte a 85 personas, en un acto donde los familiares y autoridades de la mutua volvieron a reclamar justicia por el ataque terrorista que aún sigue impune y diciendo que la causa es un «fracaso humillante» y «vergonzoso».

«¿Cómo se explica tanta impunidad? La causa AMIA es uno de los reflejos más vergonzosos de la historia argentina» y «una imagen» que «nos muestra un fracaso humillante», dijo en su discurso el presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Amos Linetzky, en el acto central de recordación de víctimas y pedido de justicia.

En el acto central, que este año fue de nuevo presencial tras dos años de pandemia, una sirena volvió a sonar a las 9.53 hora local (12.53 GMT), la hora exacta en la que el 18 de julio de 1994 detonó la bomba que causó 85 muertes y más de 300 heridos en lo que fue el peor atentado en la historia de Argentina, y del que la Justicia responsabiliza al Gobierno iraní de entonces y al partido libanés Hizbulá.

«Cómo explicar que no se ha podido atrapar a ninguno de los responsables de semejante atrocidad», señaló Linetzky, quien también destacó que los «canallas, miserables» acusados con alertas rojas de Interpol siguen viajando por el mundo sin ser detenidos, señaló la inacción de los fiscales argentinos y recordó al acusado que participó este año de la asunción del presidente nicaragüense al lado del embajador argentino.

Señaló que la unidad fiscal especial no ha producido ninguna novedad en la causa y que esta necesita a cargo un juez permanente y que la semana pasada la Corte Suprema dejó firme una condena después de 17 años: «Un emblema doloroso y punzante de nuestro decadente poder judicial».

Linetzky también reprochó al resto de los poderes del Estado al recordar el avión venezolano-iraní «plagado de misterios» que aterrizó en Argentina a principios de junio. «Qué se ha hecho todos estos años, en qué se ha avanzado para contener la amenaza terrorista?», se preguntó.

Y pidió compromisos del Poder Legislativo, al señalar que todos lo países que han sido víctimas del terrorrismo internacional tienen leyes adaptadas a la nueva realidad: «Nosotros no».

Antes del discurso, las fotos que portaron los familiares de las víctimas quedaron a lo alto mientras se escuchó la sirena y luego respondieron «presente» cuando se mencionaron cada uno de los nombres de las 85 víctimas.

De los funcionarios del Gobierno, el ministro de Educación, Jaime Perczyk, y el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, participaron del acto de homenaje, en tanto se acercaron dirigentes de la oposición.

El viernes pasado, el presidente argentino, Alberto Fernández, recibió a las autoridades de la AMIA en la sede del Ejecutivo y ratificó su compromiso por el esclarecimiento de los atentados a la sede de la mutua judía y a la Embajada de Israel y la lucha contra el antisemitismo, según difundieron fuentes oficiales. EFE

CON INFORMACIÓN DE EFE