Enter504

Nuestro papel es informarte

FHIS Avanza con la Reparación de los Bordos en el Valle de Sula

FHIS Avanza con la Reparación de los Bordos en el Valle de Sula

El Gobierno de la Presidenta Xiomara Castro a través del Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS), continúa los trabajos de reparación, dragado y reforzamiento de los bordos del Valle de Sula, dañados por las tormentas Eta e Iota en el año 2020.

Las autoridades de esta dependencia han informado que los avances son significativos, trabajando en zonas altamente vulnerables con la crecida de los ríos de Chamelecón y Ulúa.

Actualmente el FHIS ejecuta una serie de acciones en los canales de Chotepe, Maya, Comandante, Meza, Zona Americana y San Juan, ubicados en el municipio de La Lima, Cortés

Los trabajos en estos sectores van desde el des asolvamiento, limpieza y remoción de escombros y basura.

Los esfuerzos que se ejecutan en todo el Valle de Sula está conformado por un comité  interinstitucional, liderado por el FHIS quien junto a la Comisión Permanente de Contingencias (COPECO), desarrollan actividades permanentes de mitigación de riesgos en apoyo a la población de estos sectores perjudicados por las inundaciones.

El Gobierno Solidario ha dispuesto fondos necesarios para dar atención inmediata y resolver esta problemática que se da de forma repetitiva en el Valle de Sula, produciendo daños cuantiosos para el sector productivo y la pérdida de vidas humanas.

El FHIS en esta primera etapa de trabajos en estos bordos ejecutará alrededor de 78 millones de lempiras en 14 proyectos localizados en distintas zonas del Valle de Sula, priorizando los canales Maya y Chotepe.

Como medida correctiva en prevención de desastres naturales y de dar una solución definitiva al problema de las inundaciones en estas zonas vulnerables, la Presidenta Castro ha ordenado la construcción de una cortina en forma de represa en el sector de “El Tablón”, en el rio Chamelecón en Naco, Cortés al suroeste de la ciudad de San Pedro Sula.

Se estima que la obra se ejecute en los próximos tres años, el costo ascendería a 115 millones de dólares, mediante fondos nacionales, préstamos del Banco Interamericano de Integración Económica (BCIE) y el Banco Mundial (BM).

La finalidad de esta represa rompepicos es regular el flujo de agua, ya que son diseñadas para retener ciertas cantidad de agua y luego permitir su descarga más lenta hacia aguas abajo.

Se estima que más de 1.5 hondureños se beneficiarán con esta represa y al menos 35 mil hectáreas de tierra que no son aptas para el cultivo debido a las inundaciones se recuperarían con la construcción de esta cortina, reactivando la económica productiva de estos sectores.