Enter504

Nuestro papel es informarte

«Estamos muriendo»: médicos y enfermeras de SPS levantan la voz para hacer conciencia a la población

San Pedro Sula. Más médicos y enfermeras de distintas partes del país se unen a levantar la voz, en busca de ser escuchados por los compatriotas para que tomen en serio las medidas de bioseguridad.

«Es preocupante la situación que estamos viviendo, porque estamos muriendo» expresó una de las enfermeras del hospital Mario Catarino Rivas.

En las últimas veinticuatro horas, se realizaron 3,420 pruebas, dentro de las cuales, 1,127 dieron un resultado positivo. Lo que equivale que una de tres partes de las pruebas dan positivo para la enfermedad.

Las cifras son alarmantes, y aunque algunos son asintomáticos, muchos otros están saturando los hospitales, según están declarando los médicos. Sobre todo en el Valle de Sula.

El IHSS excedido de capacidad

Por otra parte, el doctor Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), mencionó que este centro público «está excedido el 70% de su capacidad». Y que, para darse abasto, ubicaron a 70 pacientes con el virus a la sala de medicina de mujeres.

Pese a tratar de generar este espacio, el doctor explica que no hay equipo suficiente para atenderlos. «La vigilancia no es la misma, pero tenemos que ofrecerle algo a la población» expresó el galeno.

El llamado de los médicos y enfermeras

Umaña, expresa que se tiene una situación crítica de personal,  e invitó a las enfermeras que quieran trabajar a presentarse a las oficinas de Recursos Humanos del centro asistencial para su contratación inmediata.

Por su parte, la enfermera del Mario Catarino Rivas, reitera a la población que sean conscientes y salgan únicamente cuando sea necesario y que tomen las medidas de bioseguridad.

«Nosotros también tenemos familia, tenemos hijos, tenemos madres, tenemos abuelos, es un riesgo estar aquí» destaca la enfermera. Quien también comenta que es sofocante andar con todo el equipo todo el día y que puede traer otras enfermedades.

Pero a pesar del riesgo, la enfermera menciona que no se retirarán de la batalla de estar al frente en esta situación. «Hicimos un juramento en servir al necesitado, hasta el final aquí estaremos» expresó.