Enter504

Nuestro papel es informarte

Estados Unidos prepara más ayuda militar mientras Ucrania pide apoyo

Se espera que Estados Unidos anuncie pronto hasta 750 millones de dólares en asistencia de seguridad adicional para Ucrania, mientras que el líder ucraniano Volodymyr Zelenskyy pide más ayuda para hacer retroceder a las fuerzas rusas.

Un alto asesor del Congreso dijo a Reuters que, si bien el paquete final aún está en discusión, es probable que incluya sistemas de artillería terrestre pesada, incluidos obuses.

Un alto funcionario de defensa de EEUU dijo que las fuerzas ucranianas han recibido «una cantidad significativa» de 100 “drones” o aeronaves teledirigidas, equipadas con ojivas antitanques, prometidos como parte de un paquete anterior de asistencia de seguridad de 300 millones de dólares.

Se espera que los “drones” restantes lleguen a Ucrania en la próxima semana, al igual que los misiles antitanque Javelin adicionales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el primer ministro británico, Boris Johnson, «afirmaron el martes su compromiso de continuar brindando seguridad y asistencia humanitaria a Ucrania frente a las atrocidades en curso por parte de Rusia», dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Biden también intensificó su retórica contra Rusia, acusando al presidente Vladimir Putin de diseñar un «genocidio» en Ucrania.

“Tu presupuesto familiar, tu capacidad para llenar el tanque, nada de eso debería depender de si un dictador declara la guerra y comete genocidio al otro lado del mundo”, dijo Biden durante una visita al estado de Iowa, en la zona central de EEUU, para promover un programa para ayudar a lograr precios más bajos de la gasolina.

El presidente luego defendió su decisión de etiquetar las acciones de Rusia como un genocidio mientras hablaba con los periodistas antes de abordar el Air Force One.

“Lo llamé genocidio porque se ha vuelto cada vez más claro que Putin solo está tratando de eliminar la idea de poder ser ucraniano, y la evidencia está aumentando”, dijo Biden.

«Dejaremos que los abogados decidan internacionalmente si califica o no, pero seguro que así me parece», agregó.

Biden ha criticado repetidamente a Putin, llamándolo públicamente un «criminal de guerra» y exigiendo que sea juzgado después de que se descubrieran pruebas de atrocidades en Bucha, un suburbio de la capital ucraniana de Kiev.

“Llamar a las cosas por su nombre es esencial para hacer frente al mal”, tuiteó el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy el martes por la noche. “Estamos agradecidos por la asistencia brindada por Estados Unidos hasta ahora y necesitamos urgentemente más armas pesadas para evitar más atrocidades rusas”.

El Pentágono celebrará una reunión clasificada el miércoles con los jefes de los mayores contratistas de defensa de EEUU para discutir la satisfacción de las necesidades de armas de Ucrania. La subsecretaria de Defensa, Kathleen Hicks, dijo a los periodistas que asistirá a las conversaciones.

En Kiev, Zelenskyy debía recibir al presidente polaco Andrzej Duda, al presidente lituano Gitanas Nauseda, al presidente letón Egils Levits y al presidente estonio Alar Karis.

“Nuestros países están mostrando su apoyo a Ucrania y al presidente Zelenskiy de esta manera”, tuiteó el miércoles Jakub Kumoch, asesor de Duda.

Durante semanas, funcionarios occidentales y ucranianos se han quejado de la creciente evidencia de lo que dicen son atrocidades sistemáticas y crímenes de guerra cometidos por las fuerzas rusas que se retiran de partes del norte de Ucrania.

Pero si había alguna esperanza de que Rusia pudiera poner fin a su invasión de Ucrania de casi un mes y medio en el corto plazo, Putin las descartó el martes mientras hablaba con los trabajadores en la instalación de lanzamiento espacial Vostochny en el Lejano Oriente de Rusia.

El líder ruso dijo que la lucha continuaría hasta que los militares lograran lo que describió como los objetivos «nobles» de su país.

Putin también prometió que las fuerzas armadas de Rusia procederían «de manera rítmica y tranquila», y culpó a Ucrania por descarrilar las conversaciones de paz.

“Volvimos nuevamente a una situación sin salida para nosotros”, dijo Putin sobre las negociaciones, y agregó que Rusia no tiene más remedio que continuar.

«A menudo escucho preguntas sobre, ¿es posible ser más rápido?» Putin le dijo a los trabajadores en la base, según una transmisión de Telegram del Ministerio de Defensa de Rusia.

«Es posible», agregó. «Depende de la intensidad de las hostilidades».

Acusaciones de armas químicas

Los comentarios de Putin sobre la guerra, los primeros en casi una semana, siguen a las acusaciones de nuevos crímenes de guerra, incluidos los cargos de que las fuerzas rusas que intentaban capturar la ciudad portuaria sitiada de Mariupol, en el sur, lanzaron un ataque con armas químicas.

Los funcionarios rusos han negado sistemáticamente las acusaciones y, en cambio, han acusado a Estados Unidos y Ucrania de prepararse para lanzar armas químicas y biológicas.

Funcionarios estadounidenses dijeron el martes que están tomando en serio las últimas acusaciones contra Rusia, pero advirtieron que confirmar un ataque con armas químicas podría llevar tiempo.

«No podemos confirmar el uso de agentes químicos en este momento», dijo a los periodistas un alto funcionario de defensa de Estados Unidos, que habló bajo condición de anonimato para hablar sobre inteligencia. «Todavía estamos evaluando».

“Son cosas difíciles de probar, incluso cuando estás más cerca y nosotros no”, agregó el funcionario. «Queremos tener mucho cuidado aquí antes de hacer una proclamación».

Para complicar aún más la situación, los funcionarios estadounidenses advirtieron que varios flujos de inteligencia sugirieron que Rusia podría tratar de enmascarar un ataque con armas químicas mezclando agentes químicos prohibidos con otras sustancias.

“Tuvimos información creíble de que las fuerzas rusas pueden usar una variedad de agentes antidisturbios, incluidos gases lacrimógenos, mezclados con agentes químicos”, dijo el martes el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken.

Batalla por Mariupol

Las tropas rusas y ucranianas están enfrascadas en una batalla campal por el control de la ciudad.

Las autoridades ucranianas estiman que unas 22.000 personas han muerto en Mariupol como resultado de los ataques aéreos y bombardeos rusos que han arrasado gran parte de la ciudad.

A pesar de las publicaciones en las redes sociales de algunas fuerzas ucranianas y respaldadas por Ucrania de que el país se está quedando sin armas, funcionarios estadounidenses dijeron el martes que Rusia aún no ha logrado tomar el control.

«Mariupol todavía está en disputa, y los ucranianos todavía están luchando para defenderla», dijo el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, a los periodistas el martes. «No se han dado por vencidos y nosotros tampoco nos vamos a dar por vencidos».

Funcionarios militares occidentales advirtieron que las fuerzas rusas han atacado cada vez más a Mariupol con ataques aéreos y con misiles como parte de su esfuerzo concentrado para expandir el control en el este de Ucrania.

«Es obvio que los rusos quieren Mariupol por su ubicación estratégica», dijo Kirby. «Les proporcionaría un acceso terrestre sin restricciones ni obstáculos entre Donbas y Crimea».

Los militares estadounidenses y británicos advirtieron que esperan que los combates en Donbas se intensifiquen en los próximos días y semanas a medida que las fuerzas rusas se retiran de los alrededores de la capital ucraniana de Kiev y otras áreas del norte para reabastecerse en Bielorrusia y Rusia y dirigirse hacia el este.

A pesar de la embestida, las fuerzas ucranianas parecen haber infligido graves pérdidas al ejército ruso. Las estimaciones estadounidenses indican que Rusia ha perdido alrededor del 20 % del poder de combate que desplegó contra Ucrania desde que comenzó la invasión el 24 de febrero.

El martes por separado, Zelenskyy anunció que las fuerzas ucranianas habían recapturado al líder de la oposición respaldado por Rusia, Viktor Medvedchuk.

Medvedchuk ha estado bajo arresto domiciliario acusado de traición, pero según funcionarios ucranianos, escapó poco después del inicio de la invasión rusa.

«Traidores prorrusos y agentes de los servicios secretos rusos, recuerden: sus crímenes no tienen estatuto de limitaciones», advirtió el servicio de seguridad de Ucrania en Twitter, publicando una foto de Medvedchuk esposado. «Los grilletes te están esperando».

CON INFORMACION DE VOA