Enter504

Nuestro papel es informarte

ENEE cambia transformadores e instala reguladores de voltaje en Hospital Mario Catarino Rivas

ENEE cambia transformadores e instala reguladores de voltaje en Hospital Mario Catarino Rivas

Como parte de su proyección Social la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) remplaza transformadores e instala reguladores de voltaje en Hospital Mario Catarino Rivas.

Las labores eléctricas en el centro asistencial fueron hechas para garantizar la atención de los pacientes que a diario llegan al hospital.

Joel Molina jefe de la Unidad del Centro de Operación y Distribución de Noroccidente, informó que debido a una falla que se presentó a lo interno del establecimiento, causada por un roedor, se dañó el generador de la planta del centro hospitalario.

A raíz de eso, la dirección del hospital Mario Catarino Rivas, solicitó a la Gerencia de la ENEE que le colaborara con la instalación de uno de los reguladores que se habían llevado a los talleres de la empresa para darle mantenimiento y así solventar el problema suscitado en el mencionado sanatorio.

No obstante, Molina explicó que “aunque la instalación estaba programada para diciembre del año pasado, a la espera de la notificación de las autoridades hospitalarias para hacer la labor, fue hasta mediados de este mes que dieron el visto bueno”.

La semana anterior se aprovechó para cambiar los transformadores dañados, ya que el hospital cuenta con un banco de 1000 MVA, y con las reparaciones efectuadas se dejó el banco funcionando.

Cabe señalar que el hospital Mario Catarino Rivas, es alimentado por dos acometidas subterráneas; una procede del circuito L-214 y la otra de la línea L-283, y los reguladores de voltaje que la ENEE les reparó son energizados desde la acometida L-283, indicó el funcionario de la estatal eléctrica.

Asimismo, se desconectaron los tres reguladores del circuito 283, mismos que se llevaron a la ENEE para darle mantenimiento y ver como se vuelven a instalar cuando ya estén habilitados, dijo el entrevistado.

A criterio de Joel Molina, las autoridades hospitalarias deberán invertir para la compra de un transformador de pedestal de 1,500 MVA o en su defecto, tres de 333 kva, para que la ENEE pueda retirar el transformador que le prestó al hospital hace cuatro años.

“La estatal eléctrica invierte recursos para proyección social y de esa manera se ayuda a la población que acude al hospital a que no les falte la energía eléctrica para que sean bien atendidos”, señaló Joel Molina.