Enter504

Nuestro papel es informarte

El líder enfrenta al Celta en condición de visitante en el regreso de la Liga

Vigo/Madrid – El Real Madrid debe responder en Balaídos al duro golpe encajado en el clásico, con la goleada recibida en el Santiago Bernabéu ante el Barcelona, reaccionar con rapidez e impedir la resurrección de una Liga que tenía encarrilada, para lo que tendrá que superar en un estadio al que tiene tomada la medida como Balaídos, a un Celta de Vigo que no pierde de local desde el 5 de diciembre.

El duelo de Balaídos se ha convertido en prueba de fuego para el Real Madrid tras la dolorosa derrota ante el Barcelona (0-4). Evitar que siga creciendo la esperanza culé de pelear por el título y que el Sevilla pueda ver renacidas sus opciones, pasan por vencer a un rival como el Celta al que le tiene tomada la medida. En sus quince últimos enfrentamientos ligueros, trece triunfos madridistas y dos empates.

Desde 2014 no cae en Balaídos, curiosamente con Carlo Ancelotti al mando. Precisamente la presencia de ‘Carletto’ en el banquillo es la gran duda por despejar. Tras dar positivo en coronavirus no ha podido preparar la cita con sus jugadores ni formar parte de la expedición. El club blanco espera que el sábado de negativo para poder estar en Vigo. Si no es así, será su hijo y mano derecha desde su regreso, Davide, el que tome el mando.

Juntos deben decidir los minutos en la reaparición de dos jugadores que añoró en el clásico, los franceses Ferland Mendy y Karim Benzema. Los últimos encuentros del Real Madrid sin su referente goleador los ha acusado. Ambos están en condiciones para reaparecer pero la cercanía de los cuartos de final de la Liga de Campeones, que enfrentan al Real Madrid ante su último verdugo, el Chelsea, invita a medir al máximo minutos.

No estarán en Balaídos jugadores que no afectan al plan de ruta de Ancelotti. Eden Hazard ha vuelto a pasar por el quirófano, Luka Jovic fue el único internacional que regresó con problemas físicos de su selección, con un fuerte golpe en el tobillo, e Isco Alarcón arrastra molestias de espalda.

La duda es el papel que pueda tener Gareth Bale, descartado a última hora para el clásico por unas molestias que no le impidieron jugar con Gales y ser decisivo para mantener opciones de estar en el Mundial de Qatar. No parece que amenace el lugar en el que rotan Marco Asensio y Rodrygo. El mayor desgaste por el viaje con su selección del brasileño, dan ventaja al mallorquín para jugar de inicio.

Enfrente estará un Celta que prácticamente no se juega más que su orgullo y unos cuantos miles de euros por la clasificación final, con la permanencia encarrilada y lejos de la pelea por las plazas europeas. Pero Coudet y su tropa son ambiciosos. Quieren acabar con la maldición del equipo blanco, al que no ganan desde mayo de 2014, cuando un doblete del brasileño Charles Dias dio el triunfo al Celta que entonces dirigía Luis Enrique Martínez.

Sus números como local en 2022 hacen soñar al celtismo: cuatro victorias (Mallorca, Rayo Vallecano y Osasuna) y dos empates (Betis y Levante). Su última derrota en Balaídos fue el 5 de diciembre ante el Valencia. El examen es grande, el mejor visitante destacado de LaLiga, un Real Madrid que ha ganado en diez de sus catorce salidas, con apenas dos derrotas en todo el curso lejos del Bernabéu.

Coudet tendrá que retocar su once de gala por la ausencia de Santi Mina, quien no ha entrenado con el grupo durante toda la semana al tener que prestar declaración en Almería por una presunta agresión sexual en Mojácar en el verano de 2017, y la duda del central mexicano Néstor Araujo, que regresó este viernes de jugar con su selección.

Su probable ausencia la supliría el técnico argentino con el veterano Jeison Murillo, quien ha desaparecido del once en los últimos meses. El ghanés Aidoo, otro de los internacionales que esta semana ha conseguido el billete para Qatar con su selección, le acompañará en el centro de una zaga que completarán Kevin Vázquez y Javi Galán en los costados.

El mediocentro Renato Tapia, pese a exhibirse de nuevo con Perú, arrancará en el banquillo, ya que Coudet mantiene su confianza en Beltrán como pivote defensivo por la línea de tres volantes. En ataque, el brasileño Thiago Galhardo actuará junto a Iago Aspas, pues parece difícil que Mina, que ha entrado en la lista, arranque como titular al no entrenar en toda la semana.

.Alineaciones probables:

Celta: Dituro; Kevin, Aidoo, Murillo, Javi Galán; Beltrán; Brais Méndez, Denis Suárez, Cervi; Aspas, Galhardo.

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Alaba, Militao, Nacho o Mendy; Casemiro, Kroos, Modric; Marco Asensio, Vinícius, Benzema.

Árbitro: Pablo González Fuertes (Colegio Asturiano)

VAR: Guillermo Cuadra Fernández (Colegio Balear)

Estadio: Balaídos.