Enter504

Nuestro papel es informarte

El hambre como herramienta de guerra

Madrid- “La globalización ha cambiado la ecuación, lo que hace que lo que pasa en Ucrania sea un tema que nos debe importar a todos. Si el granero del mundo no exporta, los países que dependen de él están abocados al hambre”, aseguró este martes la periodista española Mónica García Prieto.

La reportera, que ha cubierto distintos conflictos bélicos para diferentes medios, participó en una charla sobre “La geopolítica del hambre” en la Casa Árabe en Madrid.

La periodista se refirió a la situación de Ucrania, a la que denominó “el granero del mundo”, ya que junto a Rusia exportan el 30 por ciento del trigo.

Este puesto de “granero del mundo” provoca, en su opinión, que las consecuencias del conflicto vayan más allá de Europa, generando una catástrofe mundial.

“El mundo está débil económicamente tras la pandemia, que agravó la crisis de suministros. Putin buscaba explotar esa debilidad. Pero afecta a todo el mundo”, comentó durante el coloquio.

La situación es especialmente grave en países menos desarrollados, pues muchos importan hasta el 50 por ciento del trigo que necesitan de Ucrania y Rusia, como Egipto, Sudán o Yemen, indicó.

“Africa está en doble riesgo de hambruna tras el inicio de la guerra en Ucrania. Un 34 por ciento de la población africana está en una situación de pobreza extrema. Egipto, Túnez, Líbano o Yemen, países endeudados se enfrentan a la posibilidad de racionamiento”, afirmó.

Y la situación se puede agravar aún más, ya que estas situaciones de hambruna suelen derivar en inestabilidad social y conflictos, porque “la guerra provoca hambre, pero el hambre también provoca revoluciones, que como bien vimos en las revoluciones árabes, generan guerras”, advirtió.

García Prieto, que ha recibido varios premios por su trabajo, aseguró haber visto «decenas de fotos en las que los rusos minan los campos de cultivo, en una estrategia para doblegar a los ucranianos mediante el hambre. Los asedios, como el de Mariúpol, también están llevando a la población a una terrible hambruna”.

En cuanto al final de la guerra, se mostró prudente, ya que es imposible saberlo sin conocer el objetivo final de la invasión rusa en Ucrania.

Un escenario «es en el que el 7 de mayo, en que los rusos celebran la derrota contra Alemania -en la II Guerra Mundial-«, el presidente ruso, Vladímir Putin, «venda algún tipo de victoria en Donbás, o incluso Mariúpol. El segundo, que me relataban dos agentes de inteligencia ucraniana, es en el que la guerra llega hasta finales de año, con una derrota parcial ucraniana”, sentenció.

Por su parte, el experto en alimentación José Esquinas explicó que el trigo, al que denominó “oro amarillo”, ha tenido un papel fundamental en la geopolítica durante toda la historia.

“El caso de los nazis es muy interesante. Intentaron invadir Rusia con el objetivo de llegar al Mar Negro y llegar a las tierras negras de Ucrania, ricas en trigo. Por su lado, Estados Unidos usó el trigo para crear alianzas mediante el Plan Marshall, como una forma de cohesionar a los países europeos con Estados Unidos”, dijo.

Esquinas se mostró preocupado ante el uso del hambre como instrumento de guerra: «cuando se han establecido embargos y se ha utilizado el alimento como arma política, ha sido devastador”.

CON INFORMACION DE EFE