Enter504

Nuestro papel es informarte

El gobierno británico va ahora a por el Manchester City

El conflicto entre Rusia y Ucrania sigue teniendo consecuencias en la Premier League, y el último capítulo lo ha protagonizado el propietario del Manchester City. Sheikh Mansour bin Zayed Al Nahyan, primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, mantuvo un encuentro la semana pasada con su homólogo Bassar al-Asaad, presidente de Siria y aliado de Vladimir Putin.

Una reunión que ha sido condenada directamente por el gobierno británico, que acusa a Sheikh Mansour de «no contribuir a la paz». Estados Unidos ya había señalado la visita del presidente sirio, acusado de “horribles atrocidades”. Por eso, la oposición en Gran Bretaña, el partido laborista, cuestionó a Sheikh Mansour como una persona digna de ser propietaria de un club de la Premier League.

«Ha habido una matanza bárbara y sostenida en Siria, codirigida por Assad, y ahora Putin está haciendo la misma guerra de agresión contra Ucrania. ¿Y ahora hay gente que se quiere reunir con ellos?, cuestionó el diputado Chris Bryant en la Cámara de los Comunes.

 

 

 

 

 

 

 

CON INFORMACIÓN AS