Enter504

Nuestro papel es informarte

Vista de la sesión del Congreso de EE.UU. en la que se cuentan los votos del Colegio Electoral para la elección del presidente estadounidense. EFE/Jim Lo Scalzo

El Congreso reanuda su sesión sobre las elecciones, tras el asalto al Capitolio

Washington, (EFE).- El Congreso de EE.UU. retomó este miércoles su sesión para corroborar el resultado de las elecciones de noviembre, después del extraordinario asalto al Capitolio por parte de los seguidores del presidente Donald Trump, que concluyó con una fallecida y numerosos destrozos en la sede del Legislativo.

El vicepresidente estadounidense, Mike Pence, condenó este miércoles la violencia registrada durante el asalto al Capitolio y espetó a los seguidores del presidente Donald Trump que protagonizaron la insurrección: «No han ganado».

REACCIONES

El expresidente republicano de Estados Unidos George W. Bush dijo que las imágenes del asalto al Congreso en Washington son «repugnantes» y propias de «una república bananera», a la vez que acusó a Donald Trump, sin nombrarlo directamente, de «inflamar» con «falsedades y falsas esperanzas» a sus partidarios.

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, durante la sesión del Congreso en la que se cuentan los votos del Colegio Electoral para la elección del presidente estadounidense. EFE/Samuel Corum

Bush, el último presidente republicano que ocupó la Casa Blanca hasta la llegada de Donald Trump en 2017, afirmó en un comunicado que contempló con «incredulidad y consternación» las «escenas de caos» provocadas por el asalto al Congreso protagonizado por miles de partidarios de Trump.

«Así es como los resultados electorales son impugnados en una república bananera, no en nuestra república democrática», aseguró Bush en su declaración sobre el asalto violento al Capitolio.

BIDEN 

El presidente electo de EE.UU., Joe Biden, dijo este miércoles que la democracia del país «está bajo un asalto sin precedentes», una «insurrección» que «roza la sedición, y debe acabar ahora», después de la irrupción en el Congreso de cientos de seguidores del mandatario Donald Trump.

«Nuestra democracia está bajo un asalto sin precedentes, esto es algo que no se parece a nada que hayamos visto en los tiempos modernos. Un asalto al alcázar de la libertad, el propio Capitolio», dijo Biden en una declaración a la prensa desde Wilmington (Delaware).

Biden, que llegará al poder el 20 de enero, habló unas dos horas después de que los seguidores de Trump entraran a la fuerza en el Capitolio y causaran destrozos, además de protagonizar enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

La presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi (d), y el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence (i), participan en la sesión del Congreso en la que se cuentan los votos del Colegio Electoral para la elección del presidente estadounidense. EFE/J. Scott Applewhite

«Seré muy claro: las escenas de caos en el Capitolio no reflejan a los Estados Unidos reales, no representan lo que somos. Lo que estamos viendo es un pequeño número de extremistas dedicados a la ilegalidad», subrayó el presidente electo.

«Esto no es disenso, esto es desorden, es caos, roza la sedición, y debe acabar, ahora. Pido a esta turba que se retire y permita que siga adelante el trabajo de la democracia», añadió.

Biden subrayó que «las palabras de un presidente importan», e instó a Trump a pedir a sus simpatizantes que pararan la «insurrección» en el Congreso. «Pido al presidente Trump que salga ahora en la televisión nacional para cumplir con su juramento de defender la Constitución, y exija un fin a este asedio», agregó.