Enter504

Nuestro papel es informarte

Distintas reacciones ante reapertura total del sector transporte en el país.

Luego de ser anunciado que a partir de este lunes el sector transporte podrá volver a operar con el 100% de su capacidad, César Chirinos quien es miembro de la Mesa Multisectorial, dio declaraciones a los medios nacionales sobre el descontento muchos de los miembros aun después de tomada la decisión pues afirma que este tipo de acciones únicamente sirven para complacer a un sector provocando la inconformidad del resto de la población hondureña. Para Chirinos es cuestión de tiempo para que “paguemos la factura” tarde o temprano.

Por su parte algunos médicos que se encuentran en la lucha de frente al COVID-19 también han dejado en claro su postura ante la controversial decisión de las autoridades; uno de ellos es el vicepresidente del Colegio Médico de Honduras (CMH), Samuel Santos, quien dijo que “no es una medida adecuada para la salud pública” tomando en cuenta que “nunca llevan la cantidad de pasajeros que deben llevar”. Agregó además que el pueblo hondureño se enfrentará a “consecuencias grandísimas, la economía va colapsar y la cantidad de enfermos que habrá en unas dos semanas”.  Otro de los galenos que dejó en claro su opinión como profesional es el presidente de los médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Carlos Umaña, quien por medio de su cuenta de Twitter comentó que, “Se nos viene LA TORMENTA PERFECTA”, “Con personas paradas o cercanas no hay eficiente protección porque es un virus pesado y las gotas saliva quedarán impregnadas en la cabeza, ropa y piel”, publicó el Umaña.

Paradójicamente algunos de los locatarios ubicados en los mercados de Comayagüela esperan que con esta reapertura la afluencia de clientes en los mercados aumente y les favorezca pues según algunos comerciantes  la falta de medios de movilización sería el principal obstáculo muchos para no poder acercarse a realizar sus compras.

Las medidas de protección

Es importante mencionar que en el acuerdo pactado entre las autoridades y el sector transporte se establecieron una serie de requisitos que los conductores de taxi y autobuses deben seguir para reguardar la salud de los usuarios de dichos servicios. El primer requisito será el uso obligatorio de mascarilla, careta o lentes de protección desde el momento de ingresar a las unidades móviles hasta arribar a sus respectivos destinos. Como siguiente medida los pasajeros deberán portar un bote de gel antibacterial para mantenerse en constante desinfección de manos y finalmente tomando en cuenta que el virus se transmite por medio de las gotas de saliva los transeúntes no podrán hablar ni conversar entre si durante el trayecto.

La comisionada del Instituto Hondureño del Transporte Terrestre (IHTT), Pyubani Williams, dijo entre algunos otros temas relacionados al transporte terrestre que si el pilotaje o reactivación no es positiva, se regresaría inmediatamente a la fase cero, pues sería un retroceso lamentable para el país.