Enter504

Nuestro papel es informarte

Descontrol Total

Las alarmantes cifras de los incrementos de casos del Covid 19 parecen no preocuparle a los hondureños quienes insisten en volver a su rutina de antes que iniciará la pandemia, realizando sus actividades como si nada estuviera pasando, el miedo al virus parece ya no existir. Es que una buena parte de la población está sumida en dejar el confinamiento y tomar las riendas de sus ocupaciones descuidando las medidas de bioseguridad requeridas para evitar la propagación de los contagios.

Los héroes de esta lucha, nuestros médicos que están en la primera línea de batalla, siguen haciendo un llamado a la ciudadanía, al gobierno y quién corresponda para que se tomen las medidas correspondientes y así evitar la saturación en los hospitales, clínicas y otros centros de salud. Los galenos exhortan a la población que se abstenga de salir de sus casas si no es necesario, que no asistan a fiestas, y no incurran en aglomeraciones innecesarias.

Según cifras reveladas recientemente al menos un 45% de los casos del Covid 19 incrementaron en el mes de diciembre y aún más crítico es que los tratamientos indicados no tienen en existencia en los triajes, por lo cual de salir positivos deberán de comprarse en las farmacias y los precios son un tanto elevados. Estamos tan relajados y descuidados que en las tiendas donde nos vamos a surtir de comida no hay controles estrictos de la entrada de los clientes.

Debemos de recordar que el sistema de salud hondureño es limitado, débil y la respuesta de reacción ante una crisis sanitaria no sería de acción inmediata, por lo que se podrían disparar las cifras en el país. Los números globales son escalofriantes, según desde el inicio de la pandemia hace más de un año han fallecido por Covid-19, 1.88 millones. En Estados Unidos ya son más de 21 millones los casos positivos, lo que nos indica que países desarrollados y con muchos más recursos que Honduras están teniendo problemas para controlar el virus. Evitemos este descontrol total, cuidemos por el bien nuestro y de nuestras familias. No seamos una estadística más.