Enter504

Nuestro papel es informarte

Cultura… Y eso ¿con qué se come?

La cultura es uno de esos conceptos que todos creemos conocer, defendemos con uñas y dientes y nos sentimos ofendidos cuando alguien “no respeta nuestra cultura”. Pero la verdad es que, durante mucho tiempo hemos defendido conceptos ilusorios de cultura y tenemos poca o nula claridad de “con qué se como eso de la cultura”.  En países como el nuestro, el tema cultural ha sido casi que un mito, llevándonos a creer que la identidad cultural de nuestro país es inexistente y que no tenemos nada que nos distinga como hondureñas y hondureños.

En realidad, hemos tenido falencias profundas en nuestro sistema educativo y lo que hemos aceptado como parte de estos procesos de construcción de nuestro tejido social, la falta de integración de la educación y guía familiar en la formación de valores sociales y culturales y la polarización social, la falta de acceso a espacios de encuentro, discusión y fomento de la identidad cultural, han dejado huella en nuestro país y una muy negativa.

Y es de ahí la necesidad de que al final entendamos, luchemos y participemos en la construcción de un acceso democratizado para todos los hondureños a una educación de alta calidad, con entornos aptos para la enseñanza, escuelas y maestros en nuestro sistema público educativo, que sean aptos para el ejercicio de implementación de costumbres que hagan sinergia entre los hondureños, por espacios educativos dignos para todas y todos.

Sabemos bien que es lo que nos divide (tenemos mucho de eso), pero ¿Qué nos une?

¿Nacer en Honduras? ¿La punta? ¿el maíz? ¿las baleadas? ¿el guaro? ¿los arrecifes coralinos? ¿el himno nacional? ¡sí, eso también nos une!

Pero más bien, y más profundo que las costumbres, no nos debería unir un apego a esta tierra que nos vio nacer, y mientras estemos en ella deberíamos respetarnos unos a otros, respetar la naturaleza, las leyes, las formas y decisiones de vida de cada uno, la lucha por libertar a este país de la corrupción y heredar a las generaciones venideras un país justo, con oportunidades y con igualdad de condiciones para todas y todos.

La identidad cultural es intangible en sus teorías conceptuales, pero es inmediatamente tangible cuando actuamos; cuando respetamos el semáforo en rojo, cuando depositamos la basura en su lugar, cuando VOTAMOS responsablemente y dejamos las conveniencias personales para convertirnos en un todo con nuestros hermanos, con ese 60% que vive con $1 a la semana, con ese 60% que no tiene acceso a internet, con esa mayoría a la que ignoramos constantemente mientras muchas veces estamos en nuestra burbuja personal.

La cultura se come con empatía, con dignidad, con amor por el país y por nuestros compatriotas, la cultura se come con integridad y si la comemos así y la acompañamos con buenas decisiones en las urnas; segura estoy que podemos rescatar a esta Honduras de nuestros amores.

                                                                       Milca Meza
                                                  Gestora y Productora Artístico Cultural