Enter504

Nuestro papel es informarte

Cuba conmemora el 26 de julio y adjudica sus problemas económicos al embargo

Cuba conmemora el 26 de julio y adjudica sus problemas económicos al embargo

Cienfuegos (Cuba), 26 jul (EFE).- Cuba volvió a conmemorar de forma presencial y masiva este martes el Día de la Rebeldía Nacional, su principal festivo, que recuerda los asaltos frustrados a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes el 26 de julio de 1953 por parte de un grupo de revolucionarios liderados por Fidel y Raúl Castro.

La provincia central de Cienfuegos (a 233 kilómetros de La Habana) acogió en esta ocasión el aniversario 69 de la fecha en un acto oficial en la plaza de la ciudad homónima, una celebración encabezada por el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, y su antecesor, Raúl Castro.

En el evento de este martes, Díaz-Canel reconoció las dificultades económicas que se han agravado en los últimos meses y cuyas causas adjudicó a los efectos del embargo impuesto por EE.UU.

«Ineficiencias aparte, el bloqueo (embargo) está en la raíz, tronco, rama y frutos de nuestras dificultades económicas«, aseguró el presidente frente a las cerca de 10.000 personas que asistieron al acto oficial, según los organizadores del evento.

Destacó además que realizar los actos por el 26 de julio de manera presencial «es fruto de una proeza: el control de la pandemia bajo las condiciones de una guerra económica«.

«Es una oportunidad también para que el Partido (Comunista de Cuba, PCC, único legal) reconozca los resultados de un territorio», sostuvo en su discurso con el que cerró el acto de una hora de duración.

Díaz-Canel afirmó que «la lógica imperial apuesta a la amnesia y la parálisis social» con la cual, argumentó, EE.UU. pretende que en Cuba «claudique el espíritu de resistencia del pueblo».

Comentó asimismo en que en medio de la «profunda escasez», el país no ha «renunciado jamás a la aspiración social de beneficiar a todos, ofreciendo múltiples posibilidades de realización humana».

LOS ASALTOS, HACE 69 AÑOS

Los frustrados asaltos a los cuarteles militares de Moncada y Carlos Manuel de Céspedes se conmemoran como la primera acción armada contra el régimen de Fulgencio Batista (1952-1959) de una revolución que triunfaría seis años después.

La toma de estas instalaciones en las provincias de Santiago de Cuba y Granma (oriente) pretendía provocar una insurrección popular, pero fracasó y acabó con el encarcelamiento, tortura y muerte de muchos de sus participantes.

Otros, como los Castro, fueron juzgados, condenados y encarcelados, pero amnistiados dos años más tarde, lo que les permitió salir del país y reorganizarse.

La acción es recordada anualmente en Cuba con grandes actos en el principal festivo del país, excepto en 2021, cuando se celebró en un formato reducido por la pandemia.

En los últimos días, y como es habitual, los principales medios de prensa oficialistas dedicaron espacios a resaltar los sucesos de las acciones del 26 de julio de 1953 y su significado histórico para el devenir del país en las subsiguientes décadas.

El triunfo de la revolución propició la instauración de un sistema socialista en Cuba que perdura hasta la actualidad pese a las dificultades. EFE.

Con información de EFE.