Enter504

Nuestro papel es informarte

Como señal de esperanza en tiempos de Covid-19 realizan ceremonia del Fuego de la independencia en Costa Rica

Al igual que en Honduras, nuestro país hermano Costa Rica celebró hoy su 199 aniversario de emancipación política de una manera totalmente distinta a la que se acostumbra, realizando en distintas partes del país las ceremonias oficiales  bajo estrictas medidas de seguridad, como es el caso de la tradicional ceremonia del recorrido del fuego de la independencia en la ciudad de Cartago.

No obstante, a un año del bicentenario, en esta ocasión el ruido y la presencia  de jóvenes y niños corriendo o la ovación de una muchedumbre en su recorrido, encontró un país que lucha por superar la emergencia sanitaria por el SARS-coV-2.

El presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada, recibió la llama de la independencia de manos del estudiante, Álvaro Calvo Molina, de noveno año del Liceo San Francisco Licenciado Daniel Oduber Quirós, siguiendo todos los protocolos de distanciamiento social.

“Esta es la Costa Rica por la que luchamos, es la patria que juntos y juntas construimos de frente al bicentenario. Nos enfrentamos a tiempos difíciles, pero sabremos, como siempre, levantarnos de las adversidades. El fuego de la independencia nos recuerda la esperanza y espíritu de lucha que como pueblo nos ha caracterizado por ocho generaciones, este es el momento de construir patria”, afirmó el gobernante de la nación centroamericana.

La recepción se realizó frente a las ruinas de Cartago, donde, junto al mandatario, realizaron la encendida del pebetero el jefe del Centro de Atención Especializado para pacientes con COVID-19 (CEACO), Dr. Marco Vargas, y la enfermera del Hospital Maximiliano Peralta, Nancy Durán.

«Este es un año inédito, en donde por primera vez, creo en la historia, el sector salud se presenta para encender el pebetero de la independencia, un fuego que ha de dar una luz de esperanza a todas aquellas personas que están bajo estas condiciones tan terribles de pandemia, no sólo de salud, sino económicas y otras repercusiones que son colaterales a esta enfermedad. Esta enfermedad no da segundas oportunidades y es un gran honor recibirlo en nombre del sector salud, tanto hospitalario como pre-hospitalario», agradeció el Dr. Vargas, jefe del CEACO.

«Hoy, 199 años después de haber alcanzado la independencia, sabemos que ser libres es tener la posibilidad de ponernos de acuerdo sobre qué queremos, para qué y qué acciones debemos emprender para lograrlo.  La independencia no fue un regalo; afirmar esto sería desmerecer las ideas, las aspiraciones y acciones emprendidas por hombres y mujeres de una época, que pensaron que existían formas distintas para organizarse, para hacer valer sus derechos, para trabajar en conjunto, para respetarse y establecer relaciones entre unos y otros», afirmó Cruz.

Durante su recorrido la llama de la independencia realizó un homenaje a las personas funcionarias que trabajan en la primera línea de atención de la pandemia, por lo que realizó inéditas paradas como lo fue el CEACO y el Ministerio de Salud.

«Es un honor y un privilegio representar a todos los compañeros de sector salud de mis compañeros del gremio, enfermería, auxiliares, asistentes profesionales y también todos aquellos que trabajan en el grupo interdisciplinario médicos, terapeutas, compañeros que también trabajan de forma indirecta, pero que son sumamente indispensables, como los compañeros de nutrición, servicios generales, lavandería, radiología, parte administrativa y también todos aquellos que están en la línea de batalla, como los compañeros de la Cruz Roja, bomberos, policía y autoridades de Gobierno que todos los días dan su máximo esfuerzo», comentó la enfermera de cuidados intensivos, Nancy Durán.

En cada estación el fuego iba acompañado de cartas, dibujos y mensajes que expresaban frases como: “Gracias Héroes, de verdad”, “ Ustedes son nuestra inspiración y esperanza”.

CON INFORMACIÓN DE EL MUNDO, COSTA RICA.