Enter504

Nuestro papel es informarte

Cholomeños habrían fallecido por ingerir alcohol adulterado

San Pedro Sula. Ayer, siete hondureños fallecieron tras intoxicarse con alcohol cuando departían en una aldea del municipio de Choloma. En el sitio, los cuatro primeros cuerpos yacían tras la tragedia mientras patrullas de la Policía Nacional trasladaban a tres individuos más al hospital Mario Catarino Rivas de San Pedro Sula.

El propietario de la empresa licorera que elabora y distribuye el alcohol tipo aguardiente que ingirieron los ahora occisos se refirió al tema y declaró que las botellas de alcohol encontradas en la escena corresponden a falsificación alterada del producto alcohólico y eso probablemente, habría provocado la muerte casi instantánea a las siete personas.

En imágenes, el gerente de la empresa, que indica presencia en el rubro desde hace veinte años, comentó que la falsificación es constante en este rubro; que los falsificadores se dedican a suplantar los productos más vendibles y los distribuyen a precios bajos que resultan atractivos para los expendios de estas bebidas.

«No solo nuestra marca sufre este fenómeno. Es constante y en Honduras siempre ha existido», señala el empresario. Además, comparó en imágenes los detalles que diferencian el producto original del falsificado.

«Desconozco si el dueño del negocio conocía esta situación. Es una probabilidad. Los falsificadores llegan con precios bajos. Ese es el engaño que va vía precio», añade al referirse a los motivos de la venta. La empresa ya ha interpuesto una denuncia y aclaración del caso, puesto que, prevén, las autoridades presentarán acusaciones en contra de la licorera.

«Para elaborar estos productos se requieren muchos permisos de explotación, gubernamentales y otros procesos de regulación y elaboración cuando llega el alcohol», explica. El grado de alcohol del aguardiente supera el 30%. Esto conlleva severos riesgos en la salud de los consumidores.

La falsificación de este producto alcohólico suele adoptar otros ingredientes y procesos que suplanten el alcohol auténtico; en muchos casos, es utilizado incluso alcohol industrial. Algo que arriesgaría la vida de los consumidores en el mayor de los casos.