Enter504

Nuestro papel es informarte

La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, en una fotografía de archivo. EFE/Gustavo Amador

Castro dice que nadie que está con el pueblo se une con los dictadores

Tegucigalpa.- La presidenta electa de Honduras, Xiomara Castro, dijo este sábado que «nadie que tenga un compromiso con el pueblo se une con los dictadores», durante un discurso en la planta baja del Parlamento en una vigilia a la que ella convocó, a la que asistieron miles de hondureños.

Castro reiteró que han sido «traidores» los 18 diputados de su Partido Libertad y Refundación (Libre, izquierda), que el viernes se opusieron a que fuera electo presidente de la junta directiva provisional del Parlamento Luis Redondo, del Partido Salvador de Honduras (PSH), como parte de una alianza para ganar las elecciones generales del 28 de noviembre.

La primera instrucción de la presidenta, a cinco días de asumir el poder, fue para el jefe policial a cargo de la seguridad en los predios del Parlamento, a quien le dijo que desmontara todas las vallas metálicas que le impedían a los asistentes a la vigilia ingresar hasta la planta baja del Legislativo.

Agregó que con los 1,7 millones de hondureños que le dieron el voto en las elecciones generales del 28 de noviembre, le pusieron «punto final a la dictadura» de doce años en el poder del Partido Nacional, los últimos ocho al frente de Juan Orlando Hernández.

«A partir del 28 de noviembre de 2021 somos diferentes porque nunca más volverán a levantar las bayonetas contra el pueblo hondureño» y «el 28 de noviembre este pueblo dijo basta ya de robarnos nuestra democracia, basta ya de dictaduras», enfatizó la presidenta.

Dijo además que hay que «señalar a los traidores» que se opusieron a que la junta directiva provisional del Legislativo fuera presidida por Luis Redondo y que «solo el pueblo salva al pueblo».

Castro, de 62 años y primera mujer en llegar a ser presidenta de Honduras, recalcó que «luchamos por sacar esta dictadura y hoy esos traidores quieren entregarle este poder Legislativo, que es la voz del pueblo, a esa dictadura del Partido Nacional».

Según Castro, lo ocurrido el viernes en el Parlamento, con la elección de la junta directiva provisional, que contó con el voto de los 44 diputados del Partido Nacional, se hizo «de forma ilegal, sin seguir los procedimientos legislativos, utilizando el mismo mecanismo que los cachurecos (nacionalistas) han utilizado aquí, sin dar la palabra, sin respetar las reglas. Se convirtieron en una dictadura».

«TRAIDORES SE VENDIERON COMO JUDAS»

La presidenta dijo que el sentimiento de «indignación» que hay entre los hondureños, cuando fue electa una junta directiva provisional en el Parlamento con tres de los 18 disidentes de Libre, encabezados por Jorge Cálix, «no nos debe de apartar de los objetivos que nos hemos trazado».

Añadió que los «traidores» intentarán este domingo, cuando se debe instalar la nueva junta en propiedad del Legislativo, volver al Parlamento para «cerrar el pacto que hicieron con el Partido Nacional».

Pero según Castro, «los traidores no pasarán», porque lo impedirán los miles de hondureños que llegaron a la vigilia.

«Vamos a permanecer aquí, mañana que se sienta que no vamos a permitir que nuevamente nos quieran arrebatar el poder Legislativo», enfatizó, en un discurso que con frecuencia era interrumpido por los asistentes coreando su nombre y otras frases como «tenemos presidenta» y «el pueblo unido, jamás será vencido», entre otras.

Castro expresó además que el triunfo en las elecciones para sacar al Partido Nacional, en una lucha que lleva doce años, representa a los «mártires» que murieron durante las protestas, y que los «traidores» de Libre, «así como Judas, se han vendido por unas cuantas monedas».

Extraoficialmente ha trascendido que la elección de la junta directiva en propiedad del Legislativo se estaría haciendo de manera virtual, por el impedimento que tendrían los diputados para ingresar al Parlamento, que oficialmente iniciará su período 2022-2026, el próximo martes».

CON INFORMACION DE EFE