Enter504

Enter 504 nace con la visión clara de ser un medio digital e independiente, de difusión y defensa de la libertad de expresión, adquiriendo un compromiso con la ética, cultura y educación del pueblo. Trabajamos bajo la premisa que el acceso a la información es un instrumento clave para el desarrollo.

CASM brinda segunda oportunidad a migrante hondureño

La crisis migratoria en Honduras es un fenómeno que ha crecido en los últimos años, y en la mayoría de casos se debe a factores socioeconómicos, como el alto índice de pobreza, trabajos mal remunerados, inseguridad, inestabilidad política, desigualdad de oportunidades, entre otros.

Tal es el caso de Naín Rodríguez, que emigró junto a su hija en el año de 2017. Su objetivo era buscar un mejor futuro para él y su pequeña; lamentablemente, al llegar a territorio americano lo separaron de su hija, le rechazaron el asilo político y lo deportaron hacia Honduras.

“Estuve siete meses encerrado en Estados Unidos y cuando llegué a Honduras estaba muy mal psicológicamente porque regresé sin mi hija”, exclamó Rodríguez.

Después de un tiempo de haber regresado, Naín se incribió en el taller de “Técnico Electricista Profesional” que lo brinda la Comisión de Acción Social Menonita (CASM). Él asegura que esta organización es muy responsable y que gracias a esta oportunidad pudo darle un giro positivo a su vida.

La Comisión de Acción Social Menoita (CASM), es una organización ecuménica que ayuda a fortalecer los procesos de democratización y desarrollo local y regional en Honduras. Promover la participación ciudadana de sectores de la sociedad civil, estableciendo relaciones de respeto, diálogo y consulta con los gobiernos locales, en base a una ética cristiana con enfoque en el desarrollo humano de las familias y comunidades más pobres de Honduras.

Otra institución que trabaja de la mano con CASM es la Organización Internacionales para las Migraciones (OIM), ofreciendo soluciones a problemas migratorios, brindando asistencia humanitaria a los migrantes que lo necesitan, ya se trate de refugiados, de personas desplazadas o desarraigadas. Dentro de sus objetivos tratan de brindar atención oportuna a personas en situaciones de emergencia, impartiendo talleres de cuatro meses que les permita desarrollar sus habilidades y continuar con sus estudios académicos.

Naín asegura que fue un proceso duro, pero que se puede empezar desde cero, “CASM Y OIM realmente ayudan a la gente, psicológicamente y económicamente.

“Ha sido un proceso interesante y en comparación a lo vació que me fui, me siento lleno, tranquilo y feliz”, concluyó.

Con información de CASM y OIM.