Enter504

Nuestro papel es informarte

Los felices esposos se dan un tierno beso captado por el lente de Enter504.

Carlos y Paola celebran sus nupcias llenos de amor

San Pedro Sula.– Las enseñanzas cristianas en un hogar cristiano hacen jóvenes prósperos con principios y valores y eso ha hecho a las familias Gámez – Arita, quienes muy orgullosos celebraron la unión matrimonial de sus hijos Carlos Gámez y Paola Arita, tras un floreciente y bendecido noviazgo de casi 5 años y que finalmente hoy lo cristalizan ante la fe cristiana su unión matrimonial.

La Iglesia Nuestra Señora de Suyapa fue el lugar escogido para la ceremonia religiosa que fue dada por el padre Héctor Mario Salazar en presencia de sus padres: Irma y Arnoldo Gámez; María y Rafael Arita y recibiendo la bendición de Dios fueron declarados marido y mujer. Los padrinos del enlace fueron Roger Arita y Karen Arita.

Luego de los actos religiosos, los selectos invitados y familiares se trasladaron hasta el salón Paraíso a la orilla de la piscina del Hotel Copantl para la fiesta nupcial. Una fiesta que contó con la animación musical de Bishop DJ.

Tras la llegada de los nuevos esposos al salón los presentes se pusieron de pie para aplaudir a la joven pareja quienes empezaron a bailar el vals nupcial, seguidamente el vals de padre e hija que fue un momento memorable y especial para las familias.

La organizadora y decoradora del evento fue Susana Prieto, quien evoco un ambiente romántico al aire libre usando lienzos blancos, chandeliers, rosas blancas y árboles de benjamina. La pieza central de la boda fue el exquisito pastel preparado por Signature Cake y la deliciosa cena preparada por los chefs del Hotel Copantl.

Carlos Gamez y Paola Arita disfrutarán de su romántica luna de miel con destino sorpresa. Es importante destacar que a su llegada se realizaron las medidas de bioseguridad, gel de manos, lysol, mascarillas, toma de temperatura, todo para salvaguardar la vida de todos los invitados, padres y esposos.

**Haga clic en la foto para verla en tamaño grande**