Enter504

Nuestro papel es informarte

Cada 20 de julio se celebra el Día Internacional de la Luna

El 20 de julio rendimos homenaje a un hecho trascendental que impactó el curso de la historia de la humanidad: el aterrizaje de la primera misión de seres humanos en la luna, por parte de la misión lunar Apollo 11.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 20 de julio como Día Internacional de la Luna, para conmemorar el aniversario del primer aterrizaje de seres humanos en la Luna pertenecientes a la Misión Lunar Apolo 11, el día 20 de julio de 1969.

Con ello se pretende sensibilizar a la comunidad internacional acerca de la importancia de la exploración y utilización sostenibles de la Luna.

Asimismo, visibilizar la importancia fundamental de la ciencia y la tecnología espaciales, así como sus aplicaciones en los procesos de desarrollo sostenible a nivel mundial.

En el siglo XX hubo un boom en la carrera espacial y eran innumerables los países que apostaron por la exploración de nuestro satélite.

De nuevo se quiere encender el espíritu de exploración en la Humanidad e inspirar a los interesados en un retorno global a la Luna, usando criterios de cooperación y no de competencia.

Con este lema también se quiere volver a la Luna de forma sostenible, con el objetivo de tener un impacto positivo en las futuras generaciones.

Misión Apolo 11: el primer contacto con la Luna

La exploración espacial ha conquistado nuevas fronteras del cosmos. Una de ellas es la luna, a través del primer alunizaje efectuado por humanos con la Misión Apolo 11, el día 20 de julio de 1969.

Fue la quinta misión tripulada del Programa Apolo de los Estados Unidos, siendo la primera misión en lograr que un humano llegara a la luna.

Los astronautas Neil Armstrong y Edwin Aldrin fueron los primeros seres humanos en caminar sobre la superficie lunar, específicamente al sur del Mar de la Tranquilidad (Mare Tranquillitatis).

Como elemento curioso e interesante, el Mar de la Tranquilidad es un extenso mar lunar de 873 kilómetros, cuyo nombre fue otorgado en el año 1651 por los astrónomos jesuitas Francesco Grimaldi y Giovanni Battista Riccioli.

Los astronautas iniciaron la exploración de la Luna, efectuando un recorrido de dos horas de duración. Recogieron 22 kilogramos de muestras de suelo y rocas lunares, e instalaron instrumental científico para la detección de sismos, partículas solares y un reflector láser.

Este hecho tan singular ha contribuido notablemente al desarrollo tecnológico y científico de la humanidad. Fue retransmitido a todo el planeta desde las instalaciones del Observatorio Parkes ubicado en Australia, con una audiencia de más de 600 millones de personas alrededor del mundo.