Enter504

Nuestro papel es informarte

Brasil autoriza dos vacunas contra el covid-19 para uso de emergencia

Sao Paulo, Brasil (CNN) — En medio de un devastador resurgimiento del coronavirus en partes de Brasil, funcionarios federales de salud del país sudamericano finalmente votaron para autorizar dos vacunas para uso de emergencia. El domingo, la agencia reguladora brasileña Anvisa aprobó tanto la vacuna Oxford/AstraZeneca como la vacuna Coronavac.

Minutos después, Monica Calazans, una enfermera negra del centro de São Paulo, se convirtió en la primera brasileña en vacunarse. Calazans, quien tiene un alto riesgo de complicaciones por covid-19 y trabaja en una unidad de cuidados intensivos (UCI) que ha estado al 90% de su capacidad o más desde abril, rompió a llorar antes de recibir la inyección de Coronavac.

«No saben lo que esto significa para mí», le dijo al gobernador del estado de São Paulo, João Doria.

Brasil es el país más afectado por el covid-19 en Latinoamérica. Ha registrado más de 8 millones de casos y más de 200.000 muertes por coronavirus. Si bien varios de sus vecinos ya han aprobado el uso de vacunas, Brasil parece estar rezagado a pesar de su reconocido historial de salud pública y vacunación.

La vacuna Coronavac, desarrollada por la empresa china Sinovac, ahora ha sido autorizada para el uso de 6 millones de dosis importadas. Tiene historia en el estado de Sao Paulo, donde el Instituto Butantan realizó ensayos clínicos de fase 3 de la vacuna. Butantan también producirá dosis futuras.

Sin embargo, Coronavac ha mostrado una tasa de eficacia media baja del 50,4%, apenas por encima del mínimo del 50% establecido por la Organización Mundial de la Salud. El número, que cae muy por debajo del 78% anunciado previamente, ha planteado dudas sobre la veracidad de los datos y ha alimentado el escepticismo sobre la aparente falta de transparencia con respecto a las vacunas chinas.

El informe técnico de Anvisa que dio luz verde a Coronavac subraya que la agencia también había tomado en cuenta la urgencia por el aumento vertiginoso de los casos de covid-19 en Brasil y «la ausencia de alternativas terapéuticas».

También recomienda que se siga monitoreando la vacuna. Indica que el Instituto Butantan no había proporcionado datos importantes de su estudio de Fase 3, como la duración de la protección proporcionada por la vacuna y su efecto en los adultos mayores, personas con comorbilidades y otros grupos de pacientes.

Doria se ha comprometido a poner las vacunas desarrolladas en el estado a disposición del Ministerio de Salud federal de Brasil para su distribución nacional.