Enter504

Nuestro papel es informarte

Banco Promerica brinda 5 tips para evitar gastos hormiga

¿Te ha pasado que cuando tienes dinero en efectivo, se te va como agua entre los dedos, haces las cuentas y al final del día te quedas casi con nada y ni siquiera tienes claridad completa en qué lo gastaste? Si, estos deslices financieros son llamados los “gastos hormiga”, nombre que reciben porque a pesar de su pequeñez o insignificancia aparente, son capaces de mermar nuestras finanzas y sin percatarse, a lo largo del día, representan fugas de capital para el bolsillo, y la sumatoria de estos desembolsos podría afectar en gran manera la economía familiar o personal.

Por ello que desde Banco Promerica Honduras se recalca la importancia de lograr detectar este tipo de gastos, aprender a controlarlos e incluso eliminarlos, con el objetivo de ver reflejado a fin de mes un monto significativo de ingreso disponible para ahorrar y crear esa oportunidad de ordenar las finanzas.

Como primer paso, es necesario hacer una lista de esos gastos hormigas en los que se incurren a diario, puede ser el café, la galleta, el churro, el estacionamiento del centro comercial, artículos innecesarios, entre otros. Una vez que se han localizado los gastos hormiga, llega el momento de reducirlos, a continuación, Banco Promerica te comparte algunos consejos para conseguirlo:

● Evita comer fuera de casa, ya que no sólo se paga por la comida, sino por todo el servicio y espacio físico relacionado con ella, así como el transporte o delivery.
● Para evitar gastar de más en el supermercado, haz una lista de compras necesarias y apégate a ella.
● Evita comprar por impulso, ya que en general se adquieren productos innecesarios. Antes de comprar cuestiónate ¿Realmente lo necesito?
● Cancela los servicios de suscripciones que no utilizas, cambia a un mejor plan del servicio contratado o bien elige un nuevo proveedor de servicios que se ajuste a tu presupuesto. Se pueden considerar servicios de telefonía, internet, plataformas de streaming, entre otros.
● Asigna una cantidad fija al mes para estos gastos, la idea no es que te vuelvas un ermitaño y dejes de gastar dinero en aquello que te gusta, sino que seas consciente de tus gastos y tu gestión financiera.

Toma cinco minutos y analiza cuánto puedes ahorrar en tu día a día. Finalmente, recuerda hacerte las siguientes preguntas antes de realizar una compra: ¿Realmente lo necesito?, ¿Podría conseguir una alternativa más barata? Antes del impulso, reflexiona.

Banco Promerica Honduras, reitera que la educación financiera es un beneficio del que deben gozar todas las personas, para que puedan tener acceso, en condiciones de igualdad, a una formación básica en finanzas y la capacidad de gestionar su economía, conociendo los riesgos y tomando las decisiones más adecuadas a sus necesidades personales y familiares.