Enter504

Nuestro papel es informarte

Baby Shark: canción utilizada como "castigo"

‘Baby Shark’ utilizada para «castigar» presos en cárcel estadounidense

Tres oficiales de una prisión en Oklahoma, Estados Unidos, enfrentan los cargos de «crueldad hacia los prisioneros», «castigo corporal hacia un preso» y «conspiración», tras obligar a varios reclusos a escuchar la canción ´Baby Shark´durante horas.

Los oficiales responden a los nombres de Christian Miles, Gregory Butler y Christopher Hendershott, los primeros dos de 21 años de edad y el último de 50. Estos, obligaron al menos a cinco prisioneros, durante noviembre y diciembre de 2019, a pararse frente a una pared mientras reproducían a un alto volumen ´Baby Shark´ hasta durante dos horas. Este «castigo» se repitió en al menos en cinco ocasiones. Según los registros de la penitenciaría, uno de los actos ocurrió a eso de las 2 a.m., mientras que otro sucedió a las 3 a.m..

Los señores Miles y Butler declararon a los investigadores que únicamente consideraban la canción como un «chiste». Las investigaciones indican que estos dos agentes fueron los que ejecutaban los «castigos«, mientras que Hendershott, supervisor de los agentes, no detuvo a estos de cometer los actos.

Baby Shark es una canción para niños que actualmente cuenta con más de 6 mil millones de reproducciones en Youtube. En este éxito, varios niños bailan al compás del mismo verso interpretado por voces que representan una familia de tiburones: el padre, la madre, el abuelo, la abuela y niños. Existe un gran número de videos en internet de niños bailando la canción, dejando en claro el nivel de satisfacción que deja en los infantes.

Los oficiales Butler y Miles renunciaron a sus plazas, mientras que Hendershott se retiró del campo laboral, por su avanzada edad. Sin embargo, las investigaciones por parte de las autoridades estadounidenses continúan.