Enter504

Nuestro papel es informarte

En una escueta declaración, el Parlamento indicó que hoy se autorizó al Poder Ejecutivo para que a través de la Secretaría de Finanzas emita bonos soberanos en el mercado de capitales internacionales hasta por un monto de 850 millones de dólares, a las condiciones financieras que se obtengan al momento de su negociación. EFE/Gustavo Amador/Archivo

Aprueban 850 millones de dólares para pago de deuda y presupuesto de Honduras

Tegucigalpa, (EFE).– El Congreso Nacional de Honduras aprobó este viernes la emisión de bonos soberanos por 850 millones de dólares que servirán para pago de deuda y parte del Presupuesto General de 2021, que se ha visto afectado por los problemas que vive el país a causa de la pandemia de COVID-19.

En una escueta declaración, el congreso indicó que hoy se autorizó al Poder Ejecutivo para que a través de la Secretaría de Finanzas emita bonos soberanos en el mercado de capitales internacionales hasta por un monto de 850 millones de dólares, a las condiciones financieras que se obtengan al momento de su negociación.

La diputada opositora Doris Gutiérrez, del minoritario Partido Innovación y Unidad Socialdemócrata, dijo a periodistas que votó en contra de esa iniciativa porque no se informó con anticipación lo suficiente y, además, representa un «mayor endeudamiento del país».

Según la Secretaría de Finanzas, hasta septiembre, los ingresos fiscales de Honduras cayeron en más de 20.000 millones de lempiras (813 millones de dólares), situación que ha obligado al Gobierno a financiar con deuda pública el gasto estatal.

En abril pasado, el congreso hondureño autorizó al Gobierno la emisión de hasta 2.500 millones de dólares en bonos soberanos para hacer frente a la pandemia de COVID-19, que desde marzo ha dejado alrededor de 2.500 muertos y más de 81.000 contagiados.

En junio, para el pago de una parte de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), colocó 600 millones de dólares en bonos a 10 años, con un rendimiento del 5,62 por ciento.

Sobre el monto aprobado hoy, el ministro de la Presidencia, Ebal Díaz, dijo que 600 millones de dólares son para pagar un bono soberano que está próximo a vencerse, que fue contratado por la Administración de Porfirio Lobo (2010-2014), y que los restantes 250 millones servirán para financiar en parte el Presupuesto General de 2021.

Añadió que para el próximo año el Gobierno prevé darle prioridad a la reactivación económica y la protección social, con énfasis en salud y educación, además de reforzar la veeduría social en todos los proyectos que sean impulsados.

El proyecto de presupuesto de la nación para el próximo año fue enviado en septiembre por el Ejecutivo al Parlamento, y debe ser aprobado antes de que finalice diciembre.

La deuda de Honduras, entre pública y privada, superó en el primer semestre de 2020 los 10.000 millones de dólares. Según analistas, la situación económica del país es muy difícil y la mora está superando el 50 por ciento del producto interno bruto (PIB). EFE

CON INFORMACIÓN DE EFE