Enter504

Nuestro papel es informarte

Diciembre es uno de los meses mas dinámicos para la economía hondureña.

Aguinaldo dinamizará economía hondureña en tramo final del año

Tegucigalpa. -La inyección económica que recibirán miles de hondureños en este tramo final mediante la acreditación de su aguinaldo será importante para la dinamización de la economía hondureña, sostiene Henry Rodríguez, jefe del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la Alma Máter, quien aduce que esto permitirá el incremento del Producto Interno Bruto (PIB) del país y tendrá impacto en los índices de inflación.

Para el académico, al haber más circulante en diciembre hay mayor demanda de bienes y servicios por parte de la población, y eso implica que los precios suban, debido a la especulación, “eso ya es normal en diciembre, ese movimiento extra que se tiene es beneficioso para la economía, pues muchos negocios alcanzan sus metas y de producción”, dijo Rodríguez.

“Se puede reconocer que el mes de diciembre tiene mayor dinamismo que los otros meses, la economía hondureña es cíclica, tiene picos de consumo, el primero es en enero, cuando la gente está regresando a las escuelas, luego la Semana Santa, el decimocuarto mes, la Semana Morazánica, pero la más significativa es la que se da en diciembre, porque se acumula una serie de acontecimientos”, continuó diciendo el académico.

Según datos gubernamentales, recibirán este beneficio 200 mil empleados públicos, más de 144,504 en el gobierno central, 33,000 en instituciones descentralizadas y 22,000 en otras dependencias. Mientras, el sector privado emplea a más de 1.7 millones de hondureños, también estos recibirán este beneficio como máximo hasta el 20 de diciembre. Según los datos de la Secretaría de Finanzas (Sefin), desde el 1 de diciembre arranca el proceso de acreditación.

Para los expertos, la economía mundial vive un clima de incertidumbre provocada aún por la guerra entre Ucrania y Rusia, que ha tenido repercusiones en todos los rincones del planeta debido a los precios fluctuantes del petróleo, esto provoca que los precios de las materias primas no bajen y por ende los diferentes insumos.

“Honduras es una economía muy abierta, y se espera por lo menos para los primeros meses del año próximo que tengamos todavía una situación de crisis, la inflación va a continuar al mismo ritmo, no se espera que baje, debido a la dependencia de los mercados internacionales”, argumentó Rodríguez.

Sobre una posible recesión económica, el académico señaló: “Quizá exista una leve caída en la actividad económica, pero nada preocupante para considerar la recesión”, agregó, esto debido a que el PIB va a crecer un 4%, es decir números muy similares a años anteriores, asimismo se espera que la economía al interior mantenga su dinámica, así como el ritmo de producción y la generación de empleo, eso permitirá contrarrestar en parte la volatilidad de los mercados internacionales.

CON INFORMACIÓN DE PRESENCIA UNIVERSITARIA.